Diferencia y semejanza entre testamento cerrado y testamento abierto

El testamento es un acto  solemne, unilateral en cual una persona dispone como quiere que sus bienes sean distribuidos después de su muerte; el testamento puede ser abierto o cerrado, se denomina testamento abierto aquel por medio del cual el testador manifiesta a viva voz sus disposiciones testamentarias al notario y a los testigos.

Mientras que el testamento cerrado es aquel que tiene la característica de secreto debido a que el testador lo presenta ante el notario y los testigos en escritura cerrada, las disposiciones de dicho testamento solo las conoce el testador. Entre estas dos clases de testamento se pueden establecer las siguientes semejanzas:

  • Ambos son solemnes y deben constar por escrito.
  • Deben otorgarse ante notario y testigos.

Por otro lado se diferencian el uno del otro:

  1. Fundamentalmente se diferencia como se menciono anteriormente en que testamento abierto se da a conocer a viva voz, es decir, las disposiciones testamentarias son dadas a conocer por el testador ante el notario y los testigos, mientras que el testamento cerrado es secreto.
  2. El número de testigos en el testamento abierto debe ser de tres, en el cerrado es de cinco testigos.

Es indispensable que las formalidades establecidas en el código civil, tanto para el testamento cerrado como para el testamento abierto se cumplan, debido a que la inobservancia de las formalidades produce nulidad del testamento, según lo establecido en el artículo 1083, el cual dice lo siguiente:

“El testamento solemne, abierto o cerrado, en que se omitiere cualquiera de las formalidades a que debe respectivamente sujetarse, según los artículos precedentes, no tendrá valor alguno.

Con todo, cuándo se omitiere una o más de las designaciones prescritas en el artículo 1073, en el inciso 4o. del 1080 y en el inciso 2o. del 1081, no será por eso nulo el testamento, siempre que no haya duda acerca de la identidad personal del testador, notario o testigo.”

 Finalmente cuando deseemos hacer nuestro testamento si deseamos que sean conocidas nuestras disposiciones testamentarias debemos otorgar testamento abierto, y por el contrario cuando queramos secreto en cuanto a lo que dispusimos en nuestro testamento, debemos otorgar testamento cerrado.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


6 Opiniones
  1. PACO dice:

    tengo en mi poder copia de un testamento abierto del año 1984 y otra copia simple de la escritura de testamento abierto con fecha 1994.
    ¿Revoca la copia simple de la escritura de testamento abierto (1994) al testamento abierto del año 1984, cuando se piden las ultimas voluntades y solo aparece el testamento abierto del año 1984??????????????????

  2. hernan perlaza dice:

    se puede hacer una pagina en internet, donde las personas hagan su testamento?
    que requisitos tendria que cumplir?

  3. Francisco Cartagena Felipe dice:

    Yo pregunto: ¿En un caso de testamento abierto, cuando puede uno de los herederos que figuran en él, obtener una copia de dicho testamento abierto expedida por la Notaría en que se otorgó? ¿Después del otorgamiento, obviamente, pero en cualquier momento antes del fallecimiento del testador, o tiene que ser siempre en cualquier momento que sea posterior al fallecimiento del testador?

  4. Francisco Cartagena Felipe dice:

    En este caso PARECE que el testamento cerrado es el último otorgado por la persona fallecida, o, al menos, el último válido, ya que no sabemos la fecha de otorgamiento del testamento abierto que apareció 8 años después que el testamento cerrado, también PARECE que el reparto de la herencia no se realizó según el testamento cerrado, sino 8 años después, y se hizo según lo que disponía el testamento abierto que acababa de aparecer, y se supone que, antes de ello, los herederos que figuraban en el testamento abierto impugnaron el testamento cerrado, siendo menor el número de herederos que figuran en el testamento abiert o que en el cerrado, por lo que tocaban a más en el reparto, después, al cabo de 12 años sale el dictamen sobre la impugnación del testamento cerrado, y en dicho dictamen se da validez al testamento cerrado, en consecuencia, la herencia de debe repartirse cómo diga el testamento cerrado, y, por tanto, las personas que figuran cómo herederos en el testamento abierto deben restituir lo que corresponda a cada una de las personas que figuran cómo herederos en el testamento cerrado, sin tener en cuenta si lo han vendido o no, si disponen o no de recursos económicos para realizar la restitución, etc. tendrían que ponerse de acuerdo entre unos y otros cómo realizar la restitución de cada parte o ir a juicio, interpuesto por los herederos que figuran en el testamento cerrado, y que el juez diga cómo se ha de proceder en este conflicto

  5. JCortes dice:

    Buenos dias tengo una inquietud, si hay un testamento cerrado y cuando fallece la persona notifican a los herederon hacen la particion correspondiente, luego despues de 8 años aparece otro testamento abierto que solo heredan 2 personas y el resto de hijos no quedan con nada y despues de 12 años sale el dictamen de anulacion del testamento cerrado es correcto y piden devolucion de los bienes de los cuales el 80% de los herederos han vendido y se han comido el dinero y proceden a quitarle los bienes a los que tiene todavia su herencia. Por favor ayudeme con la informacion.

    gracias

    • Francisco Cartagena Felipe dice:

      Siempre el testamento que te resulta válido es el último que haya otorgado la persona fallecida, que puede ser o no el último testamento aparecido, por eso, cuando hay varios testamentos otorgados por la misma persona fallecida, sean abiertos o cerrados, y aparezcan cuando aparezcan, lo interesante es saber la fecha en que ocurrió el otorgamiento de cada uno, y el que tenga la fecha de otorgamiento más próxima a la fecha del fallecimiento del testador es el único que es válido, todo ello se indica en el certificado de últimas voluntades, que es el documento que resuelve las dudas y el reparto de la herencia debe hacerse según indique el testamento cuyo otorgamiento sea el más próximo a la fecha del fallecimiento del testador, dato que figura en el certificado de últimas voluntades que emite el Registro General de Actos de Última Voluntad, que, en España, es el organismo oficial para estos casos, y que certifica la veracidad del documento que expide, por tanto, hay que sujetarse a lo que diga dicho documento, y, en consecuencia, también a las disposiciones testamentarías que figuren que dispuso el testador en el testamento que sea el último otorgado por el testador según conste en el certificado de últimas voluntades.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.