Dinero Fiat

Se denomina dinero Fiat a la moneda que tiene respaldo legal y usualmente es empleado como una forma para intercambiar el dinero fiduciario. Esto se debe a que el dinero que está basado en deudas normalmente coincide con el mismo respaldo legal. A pesar de esta paridad, es importante mencionar que ambos conceptos no son equivalentes y el matiz, en muchas ocasiones, resulta ser considerable.

Hay un motivo que es determinante para considerar a una moneda como dinero Fiat. Este elemento es el uso en forma obligatoria dentro de una jurisdicción que fue impuesta por imposición de la ley que se encuentra en curso o de una ley de curso forzoso.

En términos generales, se llama dinero Fiat al dinero que no brinda, bajo ninguna circunstancia, la entrega de oro, plata u otro metal. De hecho, si se miran los términos de la palabra, estas hablan por si mismas. “Fiat” significa “Hágase” en latín. Es un dinero que aparece de un día a otro a través de un decreto y por imposición de un gobierno.

Seguramente la pregunta es ¿Para qué sirve el dinero Fiat? Este dinero es válido en comercios porque, a pesar de no tener un gran respaldo, sustituyó a una moneda que sí tenía valor. Por ende, termina siendo algo similar a un pagaré o dinero que garantiza un valor futuro.

Es una relación de causa y efecto. Lo que antes tenía valor, el dinero real o fiduciario, ahora ya no lo tiene y lo suplanta el “Fiat”. A pesar que esta nueva moneda no tiene un valor por si sola, es valorizada por el dinero sustituido.

La creación del “dinero Fiat” se dio en el año 1971. Más precisamente el 15 de agosto. En esa fecha, Nixon, Presidente de EE.UU anuló el pago de oro por dólares en el banco central y produjo esta moneda.

En conceptos generales, es un dinero ficticio que se encuentra en las cuentas bancarias y existe solo como dígitos, porque no se puede llevar al bolsillo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.