Discusiones respecto del decreto de paraísos fiscales 1

El 7 de octubre de 2013 fue expedido el tan anhelado decreto de paraísos fiscales, 11 años esperamos para que se hiciera un listado, una vez hecho muchos quedaron con un sin sabor, al contemplar algunas jurisdicciones como zonas grises, pues podrían llegar a ser paraísos fiscales.

Para contemplar las primeras discusiones alrededor de las implicaciones que genera la expedición del decreto, analizaremos en primera instancia el artículo 124-2 del estatuto tributario:

ARTÍCULO 124-2. Adicionado. Ley 863/2003, Art. 3. Pagos a paraísos fiscales. No serán constitutivos de costo o deducción los pagos o abonos en cuenta que se realicen a personas naturales, personas jurídicas o a cualquier otro tipo de entidad que se encuentre constituida, localizada o en funcionamiento en paraísos fiscales, que hayan sido calificados como tales por el Gobierno colombiano, salvo que se haya efectuado la retención en la fuente por concepto de Impuesto sobre la Renta y Remesas.

Este tratamiento no les será aplicable a los pagos o abonos en cuenta que se realicen con ocasión de operaciones financieras registradas ante el Banco de la República.

La primera discusión es ¿desde cuándo opera la limitación de la deducción por pagos o abonos en cuenta realizados a sujetos que se encuentres en paraísos fiscales? Sobre este particular, algunos consideramos que    al ser el impuesto de renta un impuesto de periodo su aplicación dependerá del comienzo del siguiente año gravable. Y en ese orden la limitación de las deducciones o costos realizados a sujetos que se encuentren en paraísos fiscales solo aplicaría desde el 1 de enero de 2014.

En segunda medida se encuentra la limitación contemplada en el parágrafo segundo del artículo 408 ibídem, el cual establece:

PARÁGRAFO 2. Modificado. Ley 863/2003, Art. 9. Los pagos o abonos en cuenta por cualquier concepto que constituyan ingreso gravado para su beneficiario y este sea residente o se encuentre constituido, localizado o en funcionamiento en paraísos fiscales, que hayan sido calificados como tales por el Gobierno colombiano, se someterán a retención en la fuente por concepto de impuesto sobre la renta y ganancia ocasional a la tarifa del treinta y cinco por ciento (35%) (Hoy 33%), sin perjuicio de la aplicación de la retención en la fuente por concepto de impuesto de remesas, a la tarifa del siete por ciento (7%), salvo lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 3° de la presente ley. (Ley 863/2003).

La retención en la fuente, al ser un mecanismo de recaudo anticipado no requiere mayor esfuerzo, para determinar que su aplicación  es instantánea una vez  expedido el decreto.

En conclusión la limitación contemplada en el artículo 124-2 de conformidad con el criterio de año gravable y teniendo en cuenta que el impuesto de renta es un impuesto de periodo aplicará a partir del 1 de enero de 2014. Por el contrario se el cambio en la tarifa de retención en la fuente es inmediato de conformidad con el parágrafo 2 del artículo 408 Et teniendo en cuenta que la retención es un mecanismo de recaudo anticipado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.