Diversificar en los negocios

Diversificar en los negocios puede ser una buena idea, ya que permite asegurarse una parte de los beneficios en caso de que salga algo mal, pero también impide centrarse en un mismo negocio y dar lo máximo de sí en él.

Actualmente, diversificar en un negocio creado puede ser una buena idea, ya que de ello se pueden obtener nuevas fuentes de ingresos complementarias. Para ello, puede ser interesante introducir nuevos productos, añadir servicios complementarios, entrar en otros mercados e incluso atreverse con otros sectores (relacionados o no). La decisión depende de cada negocio.

También se puede diversificar antes de iniciar cualquier negocio, aumentando así las posibilidades de que alguna de las ideas salga bien y obtener beneficios con ello. Muchos emprendedores se lo plantean como único modo de iniciar sus negocios y otros simplemente por innovar y aportar valor añadido, o para introducirse en diversos sectores que consideran rentables.

Lo ideal es intentar complementar el negocio con nuevas líneas de negocio similares, aunque también hay quien prefiere arriesgar más e introducirse en negocios no relacionados para no invertir todo en el mismo sector. Lo que buscan las empresas, en todo caso, es aumentar sus líneas de acción, incrementar sus beneficios e incluso crecer.

¿Cómo diversificar correctamente?

  • Estudiar la estrategia
  • Analizar la inversión que se requiere
  • Ver el presupuesto existente para ello
  • Conocer los beneficios y riesgos de la diversificación
  • Elaborar un plan de acción
  • Implicar a todas las partes
  • Valorar los resultados y ver en qué se puede mejorar
  • Si no funciona, estudiar si merece la pena volver a lo de antes

Lo ideal es diversificar cuando el negocio va bien porque se puede estudiar mucho mejor lo que se debe hacer, se toman mejores decisiones, se tiene más dinero para invertir y hay mayores probabilidades de crecimiento de beneficios con la diversificación.

Diversificando se siguen obteniendo ingresos si uno de los negocios va mal mientras se incrementan los beneficios cuando todos los negocios van bien, aunque también requiere más trabajo. Es menos probable que falle todo. Hacerlo o no es algo que depende de cada cual y del negocio (o negocios) que se quiere iniciar, siendo ideal para pequeños nichos o micronichos y siendo inconveniente cuando se quieren centrar todos los esfuerzos en un negocio principal.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.