Divorcio de matrimonio civil y cesación de efectos civiles del matrimonio eclesiástico por vía judicial

Contrario a lo que eventualmente pudiera creerse y no obstante lo vanguardista de nuestra legislación frente a la terminación del vínculo matrimonial, aun no es suficiente, como si lo es en otros países, la voluntad unilateral de uno de los conyugues no es suficiente para dar por finalizada la unión sin mayores idas y venidas, ya que, como hemos visto en editoriales previos, para que pueda hacerse un divorcio express, es necesaria la concurrencia del mutuo acuerdo simultáneo de la pareja.

Ahora, de no ser posible dicho acuerdo, necesariamente deberá el integrante de la pareja que quiere terminar el matrimonio, o cesar sus efectos civiles según el caso, acudir a la vía judicial, no solo invocando, sino DEMOSTRANDO al menos una de las causales previstas en el Artículo 6º de la Ley 25 de 1992.

Al efecto, en primera instancia, de manera enunciativa, aunque más adelante dedicaremos espacios individuales ahondando en cada una de ellas, las causales tanto de DIVORCIO como de  CESACION DE EFECTOS CIVILES DEL MATROMONIO ECLESIASTICO, son las siguientes y no otras:

  1. Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges.
  2. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.
  3. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.
  4. La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.
  5. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.
  6. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o síquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.
  7. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.
  8. La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años.
  9. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.