Domesticación de animales vs asistencialismo económico

En estas línea hemos sido muy críticos de la política asistencial que  el gobierno de turno aplica para sobrellevar la crisis permanente en que viven millones de personas por causa de la pobreza. Hemos dicho hasta el hartazgo que entregar un cheque cada mes a una familia pobre no la saca de la pobreza sino que la perpetúa en ella, y esa política parece guardar una semejanza con las técnicas de domesticación animal.

Brindar asistencia económica a la gente pobre no ayuda a combatir la pobreza, es algo bien sabido tanto por los políticos como por los economistas que se supone diseñan este tipo de políticas, y sin embargo insisten en ellas, y la única razón que lo explica, es que una política asistencial ofrece muy buenos réditos políticos. Es una excelente forma de comprar votos para garantizar una elección o una reelección, y ello es tan obvio que no se justifica profundizar en ese tema.

Entrando en materia, se afirma que la forma de domesticar a un animal salvaje es precisamente procurarle en casa todo lo básico que necesita para sobrevivir de modo que el animal no sienta necesidad de buscar nada en su medio salvaje. Brindar al animal la satisfacción de sus necesidades primarias hace que este no sienta la necesidad ni la tentación de abandonar la granja o la casa de familia que lo acoge. El animal, con el paso del tiempo apreciará más la comodidad que la libertad. Es que eso de ganarse la vida con sus propios medios y a cuenta y riesgo propios es difícil hasta para los animales. Nada mejor que encontrar todo calientito en casa a unos pasos de la perrera.

Pues parece que esa es la fórmula mágica que los políticos han encontrado para domesticar una masa de votantes siempre dispuestos a elevar palmas y cánticos con fervor al grupo político del momento. Una casa gratis, un subsidio de familias en acción, un contrato de tres meses para hacer encuestas al DANE, un cargo público temporal para un amigo o familiar, un contratico que permita robar unos pesos, unos cupos gratis en el SENA para aprender algo con lo que pueda ganar medio salario mínimo, unas láminas de zinc, unos bultos de cemento, una batería sanitaria y un sin número de baratijas (los mismos espejos que los españoles dieron a los indígenas por su oro),  y ya tienen una masa de votantes agradecidos dispuestos a besar la mano de quien los alimenta con lo mínimo necesario para no morir de hambre,  y el político siempre tendrá en la otra mano el garrote (policía, fiscalía, burocracia), por si algún  borrego intenta morder la mano de su mano. Nada distinto de como se domestica cualquier animal. Se domestica a un ciudadano de la misma forma que a un animal para los mismos propósitos.

Seguramente se trata de una comparación grotesca, para muchos ofensiva y desafortunada, pero seguramente oportuna.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.