Efecto simple de las exenciones en el sistema tributario

Ya que parece obvio, que tendremos una reforma tributaria, lo mejor que podemos hacer es sacar a relucir debates que siempre se ocultan. El primordial a mi juicio, es la necesidad de mantener esos regímenes de exenciones que poseemos, hoteles, empresas cobijadas por la ley 1429 entre otras son supuestos que requieren ser reformulados. ¿Por qué? Sencillamente porque a la larga, estos esquemas de beneficios rompen con los principios constitucionales del sistema tributario.

Veamos un ejemplo: Un empresario X tiene dos empresas, en ambas se cobra un IVA a la tarifa general. Pero una de ellas tiene renta exenta. De forma esquemática presentan los siguientes datos.

Ahora bien, el empresario comprende que el sistema tributario tiene falencias y contrata a un asesor de impuestos Y, quien al analizar la situación del empresario, le comparte la idea de trasladar rentas a la empresa 2 con el único objetivo de disminuir el pago de sus impuestos. En este caso, le propone que la empresa 2 venda algún servicio (costo) de forma ficticia a la empresa 1 por la mitad de su renta líquida ($1.000).

Por lo anterior la nueva situación sería la siguiente:

Notemos, que en la situación inicial el empresario debía pagar en total $860 en impuestos, y una vez traslada rentas a un régimen de exención sus impuestos ascienden a $520 y obtuvo una reducción de impuestos de  $340. Por si fuera poco, el IVA que genera lo descontará, y si no quisiese afectar su flujo de caja, buscaría algún bien o algún servicio que fuese excluido del impuesto.

Esta es una demostración simple y concreta de como los regímenes de exenciones destruyen el sistema tributario. Por lo cual es necesario que las instituciones del Estado analicen su viabilidad inmediata. Aunque conociendo la falta de carácter de nuestros líderes, ya todos sabemos cuál será el resultado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.