Efectos fiscales de los descuentos condicionados

Existen dos tipos de descuentos los condicionados o financieros y el pie factura o efectivo, donde los primeros se conceden cuando se cumple una determinada condición o hecho futuro posterior a la operación económica mientras que los segundos se otorgan en el momento de realizarse la venta.

Cuando el vendedor factura el descuento reduce internamente el valor del ingreso bruto, diferente al condicionado donde contablemente no afecta el ingreso sino que aumenta los gastos no operacionales; ahora bien, para el comprador el pie de factura reduce el valor de los costos de adquisición de los bienes y servicios, diferente al condicionado donde contablemente no afecta el costo sino que aumenta los ingresos no operacionales.

Los descuentos pie de factura o efectivos tienen el mismo tratamiento para efectos contables y fiscales, mientras que los condicionados o financieros difieren para fines impositivos, los contribuyentes que otorgan los descuentos en ventas podrán disminuir el ingreso bruto aunque este contabilizado como un gasto y los beneficiarios del descuento por pronto pago que pese a registrarlo como un ingreso contable, para efectos impositivos no existe ingreso fiscal.

En la determinación de la base gravable del impuesto sobre la renta los contribuyentes que otorgan el descuento en venta podrán disminuir los ingresos brutos y para el caso del impuesto de industria y comercio – ICA también podrán restarlos.

Como beneficiarios del descuento aunque se registra un ingreso contable, para efectos de renta no se configura ingreso fiscal al no ser susceptible de constituir un incremento neto en el patrimonio, de igual manera para fines del impuesto de ICA no es ingreso fiscal porque no se configura el hecho generador derivado de las actividades industriales, comerciales y de servicios, donde la base gravable es el ingreso originado por las ventas no las compras.

La mayoría de Acuerdos Municipales contemplan que los ingresos brutos se pueden depurar con los descuentos sin hacer distinción entre los descuentos en venta y compra, por lo tanto considero que los descuentos condicionados que se contabilizan en el ingreso podrán declararse como ingreso bruto y al mismo tiempo restarse como descuento y así finalmente no estar gravados.

En algunas secretarías de hacienda no comparten las anteriores interpretaciones y si legislan al consideran que la totalidad de los ingresos contables son base gravable del impuesto de ICA sin hacer distinción entre la aplicación de los principios de contabilidad generalmente aceptados en Colombia y el ordenamiento jurídico tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.