Inicio » Impuestos. » (24 / 10 / 2011 )

Efectos tributarios de la dación de bienes en pago

Una de las formas de extinguir una obligación con un acreedor es entregando bienes como pago de la obligación.

El hecho de entregar un bien como pago de una deuda, implica necesariamente la transferencia del dominio, la enajenación del bien, por lo que se deberá causar el impuesto a las ventas de ser el caso, la retención en la fuente y la ganancia ocasional.

Impuesto a las ventas

Frente al impuesto a las ventas, éste se genera siempre que se enajene un activo movible que se encuentre gravado con el impuesto.

El hecho de de entregar un bien que hace parte de los inventarios del contribuyentes como pago de una obligación, como ya se explicó, implica la enajenación del activo, por tanto se debe generar el Iva respectivo.

Cuando el bien que se entrega como pago es un bien que tiene la calidad de activo fijo para el contribuyente, no se genera Iva.

Retención en la fuente

La enajenación de activos fijos está sometida a retención en la fuente a una tarifa del 1%.

Respecto a la retención en la fuente, la norma es clara al referirse no a venta de activos fijos sino a enajenación, lo cual no hace necesario suponer y justificar una similitud entre venta y enajenación, por lo que la dación en pago de un activo, está indiscutiblemente sometida a retención en la fuente a la tarifa del 1% sobre el valor de la enajenación.

Si lo que se entrega como pago de la obligación es un bien que hace parte de los inventarios de la empresa, así como genera Iva, también está sometido a retención en la fuente, en cuyo caso debe aplicar una tarifa del 3.5%.

Ganancia ocasional

Si en la dación en pago de un activo se genera utilidad, esta se configura como ganancia ocasional.

Para determinar la ganancia ocasional [o la pérdida], se toma el valor por el cual fue entregado el bien al acreedor [valor de enajenación] y se le resta el costo fiscal del activo entregado.

Si el valor por el cual se entrega el bien es superior al pasivo que se cancela, naturalmente el exceso constituye ingreso y el acreedor deberá pagar ese excedente. Este tipo de ingreso se considera contablemente como ingreso no operacional.

Es importante recordar que para que en la venta de un activo se pueda considerar ganancia ocasional [si es que la hay], el activo debe estar en poder del contribuyente por lo menos durante dos años, de lo contrario se tratará como un ingreso ordinario.

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

2 Opiniones en “Efectos tributarios de la dación de bienes en pago”
  1. Michelle Hayley dice:

    me urge por favor ayudenme

  2. Michelle Hayley dice:

    Buena tarde.

    si al momento de extinguir una deuda de $400,000.00 m/n a una persona moral, y yo como persona fisica le quiero liquidar mi deuda con mi camioneta con un valor actual de $408,000.00, al momento de hacer el traslado de dominio yo le estoy enajenando un bien por lo tanto le tengo que cobrar un IVA.
    ¿Qué parte puede ser deducible para ISR, IETU, E IVA.Tanto para mi como persona fisica y para la persona moral. todo el ingreso y/o egreso o solo la parte proporcionaldel 35%?

    Gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.