3 ejemplos de éxito del Growth Hacking

El crecimiento del número de startups alrededor del mundo ha cambiado la manera de hacer marketing y negocios. Ya no vale con estar planificando durante meses, crear una marca que se consolide poco a poco e intentar diseñar un plan de negocio a 5 años vista.

Ahora lo que funciona es el Growth Hacking. Esas técnicas de crecimiento rápido con las que, a cambio de una inversión muy pequeña, se genera un alto retorno de la inversión y un número de usuarios elevado.

Tenga una startup o no, su empresa debería aprender de estos 3 ejemplos de Growth Hacking que vamos a mostrarles a continuación. Son aplicables a cualquier negocio y podrían convertir su pequeño proyecto en un generador de ingresos y clientes.

  1. Brian Dean: el método skyscraper

Un conocido growth hacker y SEO americano llamado Brian Dean (Backlinko) creo una de las estrategias de Growth Hacking más simples y aplicables de la historia: el skyscraping.

Esta técnica consiste en buscar un tema relacionado tu sector que tenga muchos compartidos en redes sociales y haya tenido éxito y crear un contenido todavía mejor. Es decir, si por ejemplo hay un artículo con “Los 10 errores que nunca debe cometer al abrir su negocio”, usted va y crea un artículo llamado “Los 100 errores que nunca debe cometer al abrir su negocio”.

La técnica es simple: coja un contenido que funciona, mejórelo al máximo y consiga que se posicione. La lógica es que, si el contenido es mejor, acabará por superar al anterior.

Brian Dean lo hizo con su blog y, con menos de 30 artículos, es uno de los que más visitas recibe en todo el mundo. ¿Por qué no puede hacerlo usted con su empresa?

  1. PayPal: los referidos

Cuando PayPal era un completo desconocido y nadie se fiaba de su sistema su principal objetivo era ganar usuarios. No importaba tanto que usaran o no la plataforma, sino el simple hecho de que hubiera un número de personas suficientes para generar marca y confianza.

¿Qué hicieron? Ofrecieron 10 dólares a cada usuario si conseguían referir a uno nuevo. Es decir, por cada usuario invitado a PayPal, el usuario ganaba 10 dólares.

¿Cuál fue el resultado? Millones de usuarios en apenas días. La plataforma incluso tuvo que frenar la promoción porque tuvo más éxito del esperado. Y gracias a esta acción hoy PayPal es uno de los sistemas de pago referentes en el mundo. Un brillante ejemplo de Growth Hacking.

  1. OnePlus: la exclusividad

No hay nada que deseemos más que aquello que no podemos tener. Si alguien le dice “no puedes comprar este producto”, usted tenderá a quererlo más todavía.

Eso ocurrió con el famoso terminal móvil OnePlus. Un teléfono que solo se podía comprar si tenía una invitación de los primeros privilegiados que estuvieron en sus pruebas iniciales. Cada usuario tenía invitaciones limitadas, por lo que la exclusividad era total.

Se ha llegado a ver a personas pagar por estas invitaciones, solo por el hecho de acceder al móvil. La exclusividad dio un plus de publicidad y difusión a OnePlus y hoy en día es uno de los terminales móviles más deseados.

Ahora le toca a usted

Estos son tres ejemplos muy simples. Uno está basado en mejorar algo existente, otro en aprovechar el poder de compartir y otro en el sentimiento humano del querer algo que no puede tener.

El Growth Hacking funciona así. Una filosofía mediante la cual se crean acciones concretas y rápidas que convierten un negocio desconocido en una empresa de verdad. Y lo mejor de todo es que probarlas suele ser económico, por lo que si fallan tampoco es un gran problema.

¿Conoce otros ejemplos de Growth Hacking? ¿Cuál le ha gustado más?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Sofia Caratar dice:

    Todos están muy buenos gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.