El arrendador no me recibe el arriendo. Parte I

Repasando el blog a través de los distintos editoriales pautados en los últimos meses intratándose del Contrato de Arrendamiento de Inmuebles destinados tanto para vivienda urbana, como para menesteres comerciales,  es recurrente la consulta de nuestros visitantes en cuanto “que hacer cuando el arrendador no me recibe el arriendo” o “ como le hago si no tengo contrato escrito”, y aunque las respuestas de nuestros colaboradores directos e indirectos han sido oportunamente satisfactorias, estas han estado enmarcadas, y me incluyo, dentro del lineamiento del requerimiento puntual frente a cada caso en particular, por lo que se ha quedado  sin cabida el contexto general que hoy considero recopilar para repaso de algunos, claridad de otros, y conocimiento de quienes tengan somera o ninguna idea.

Al efecto, es particularmente común, que el Arrendador al buscar una causal para exhortar la terminación del Contrato de Arrendamiento, pretenda la de “Mora en el Pago de la renta”, no solo por la facilidad de estructuración y demostración judicial, sino porque, en la practica,  es de operancia automática para obtener  de manera simultanea la resolución contractual y la consecuente restitución forzada, en razón de las facilidades procesales que le otorga la Ley 820 de 2003, tales como que el proceso se tramitará en única instancia con prelación frente a cualquier otra actuación, excepto las Acciones de Tutela, al tiempo que, sin importar la cuantía, en caso de alguna controversia, para ser oído, el Arrendatario deberá consignar todos los cánones reclamados en mora, o al menos acreditar su pago oportuno, y para salir airoso, demostrar la renuencia en recibir del arrendador, aspecto bastante complicado de probar, como lo trataremos en otro editorial posteriormente.

Son precisamente esas virtudes de la Ley 820 de 2003, las que inspiran a más de un Arrendador malintencionado a propiciar en su Arrendatario de manera deliberada la mora en el pago de la renta, literalmente escondiéndose los días fijados para que este le pague, o saldando la cuenta corriente o de ahorros donde normalmente debería efectuar el deposito del arriendo.

Qué hacer… 

Sea lo primero establecer que, sin importar la clase de contrato de arrendamiento, esto es, conste o no por escrito; igualmente, sin que sea relevante que se trate de inmueble destinado total o parcialmente a vivienda urbana, rural, esparcimiento, establecimiento de comercio, oficina, o consultorio, el Artículo 10 de la Ley 820 de 2003, establece un riguroso procedimiento de pago por consignación extrajudicial del canon de arrendamiento, a seguirse estricta y escrupulosamente…

Continúa…

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.