El capital de trabajo y la gestión de su empresa

Existen varias formas de denominar al capital de trabajo: capital circulante, fondo de maniobra o “working capital” en inglés. El capital de trabajo es un concepto fundamental en la gestión y es muy importante saber calcular su dimensión idónea. A continuación vamos a examinar el concepto en detalle y aprenderemos a calcular el fondo de maniobra ideal.

¿Qué es y para qué sirve el capital de trabajo?

El capital de trabajo es la parte de nuestra financiación a largo plazo que financia activos a corto plazo.

La utilidad del capital de trabajo es financiar el arranque de la actividad de la empresa mientras no hay ingresos. En caso de una empresa que ya lleva tiempo funcionando, el capital de trabajo proporciona un fondo de maniobra (de ahí el nombre) antes de que el pasivo circulante crezca por encima del activo circulante, en cuyo caso el riesgo de insolvencia es mayor.

Cálculo del capital de trabajo a partir del balance

Partiendo del balance de situación, es posible determinar en cada momento la cantidad de capital de trabajo de la que disponemos.

Aplicamos la siguiente fórmula:

Capital de trabajo =Activos corrientes-Pasivos corrientes

Veamos tres ejemplos.

La empresa A tiene el siguiente balance:

Activos no corrientes 2000
Activos corrientes 5000
Fondos propios 3000
Deudas a largo plazo 2500
Deudas a corto plazo 1500

Capital de trabajo= 5000-1500= 3500 unidades monetarias

La empresa B tiene el siguiente balance:

Activos no corrientes 2000
Activos corrientes 4000
Fondos propios 2000
Deudas a largo plazo 2500
Deudas a corto plazo 1500

Capital de trabajo= 4000-1500= 2500 unidades monetarias

Vemos que el capital de trabajo se reduce respecto al de la empresa A al disponer de unos activos corrientes menores.

La empresa C tiene el siguiente balance:

Activos no corrientes 5000
Activos corrientes 2000
Fondos propios 3000
Deudas a largo plazo 1500
Deudas a corto plazo 2500

Capital de trabajo= 2000-2500= -500 unidades monetarias

En este caso el capital de trabajo es negativo.

¿Cuál es el fondo de maniobra ideal?

Un capital de trabajo negativo no es sinónimo de insolvencia y en ocasiones, dependiendo del tipo de negocio, puede ser normal. Sin embargo, si una empresa pasa de tener un fondo de maniobra positivo a tenerlo negativo, es síntoma de que tendrá problemas de tesorería.

El capital de trabajo es importante porque nos indica cuántos días podemos mantener operativa nuestra empresa sin recibir ingresos. Al iniciar un negocio lo normal es no tener clientes fijos y, por tanto, no tendremos un ritmo fijo de entrada de efectivo.

En el caso de que nuestra empresa se dedique a la fabricación, deberemos disponer de financiación para comprar los materiales y pagar a los operarios después de terminar el producto. La mercancía terminada pasará un tiempo en el almacén. Cuando vendamos el producto, los clientes también tardarán unos días en pagarnos.

A este plazo entre la compra de los materiales y el cobro de los clientes le denominamos “periodo medio de maduración”. Ese periodo es el que tenemos que financiar con los recursos a largo plazo que constituyen el capital de trabajo.

Imaginemos que nuestra empresa tiene la siguiente rotación de activos:

Materias Primas 10 días
Producto Terminado 20 días
Clientes 30 días

Por otro lado, las venta media diarias de nuestra empresa son de 100 u.m. (a precio de coste).

El fondo de maniobra ideal se calculará así:

Fondo maniobra ideal= Suma días rotación x Venta media diaria

Fondo maniobra ideal= (10+20+30)*100= 6000 u.m.

En este caso, si el fondo de maniobra o capital de trabajo es menor de 6000 u.m. existe mayor riesgo de insolvencia.

Por el contrario, si el fondo de maniobra fuera superior a 6000 u.m. significa que hay recursos ociosos que podrían usarse en nuevas inversiones o reducción de deuda.

En la gestión de la tesorería de la empresa es muy importante hacer el seguimiento del capital de trabajo y comprobar que se mantiene dentro de los parámetros de nuestro fondo de maniobra ideal. Si lo hacemos así, evitaremos tener problemas de tesorería y mantendremos inmovilizados únicamente los recursos necesarios para que nuestra empresa funcione.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.