El control de la inflación a veces afecta a quienes se pretende ayudar

Inicio » Economía y finanzas. » (13 / 06 / 2010 )

El control de la inflación, paradójicamente termina afectando a muchos de los que se pretende ayudar, y como algo extraño, siempre favorece a ciertos sectores.

Quizás la economía es una ciencia imposible, puesto que por más que ha sido estudiada no ha sido posible encontrar una solución perfecta a sus problemas, y en muchos casos sus resultados son paradójicos, cuando no extraños o sospechosos.

La inflación considerada por muchos como el impuesto a los pobres y como un verdadero lastre para la sociedad, ha sido enfrentada de muchas maneras, pero hay una forma de enfrentar la inflación que termina perjudicando a quien pretendió beneficiar, y termina beneficiando a quien no debía ni lo necesita.

Estamos hablando del la tasa de interés. Aquí ya habíamos hablado de que utilizar la tasa de interés para controlar la inflación, es una medida facilista y contraproducente por los efectos que se obtienen al final de camino.

En efecto, el incremento de la tasa de interés para controlar la inflación por medio de una disminución de la capacidad de consumo de la sociedad, termina contrayendo la economía, lo que a su vez causa desempleo.

Lo curioso del asunto, es que la inflación por lo general afecta a quienes dependen de un salario, es decir a los empleados, puesto que estos tienen un salario fijo, el cual es absorbido por la inflación.

Quienes son empresarios o comerciantes, es decir empleadores, no se ven tan afectados por la inflación puesto que sus ingresos y costos crecen al mismo ritmo, en tanto, los ingresos del asalariado se mantienen estables a la vez que sus costos se incrementan por efecto de la inflación.

En vista de esa situación, el estado busca controlar la inflación con el objetivo, supuestamente de proteger el ingreso de los trabajadores que como ya se expuso, son los principales afectados por el fenómeno inflacionario.

Pero cuando se recurre al incremento de la tasa de interés para controlar la inflación, lo que se hace es retraer la economía con la consecuente pérdida de empleo, de modo que buena parte de la población en lugar de ser beneficiada termina perjudicada, pues luego ya no tendrá ni siquiera un empleo mal remunerado.

Para completar la paradoja, cuando se incrementa la tasa de interés, quienes tienen capital, mucho capital, resultan beneficiados en la medida en que su capital renta más gracias al incremento de las tasas de interés, y entre más se incremente ese capital, mayor será la presión inflacionaria procedente del sector beneficiado con el alza de las tasas de interés.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.