¿El derecho de inspección aplica para periodos anteriores?

¿El derecho de inspección de que gozan los socios de una empresa aplica para periodos anteriores diferentes al último ejercicio sobre los que ya realizado el llamado cierre contable?

El derecho de inspección está contemplado por el artículo 48 de la ley 222 de 1995 y dicha norma no hace referencia al caso que nos ocupa, sino que se limita a decir que “Los socios podrán ejercer el derecho de inspección sobre los libros y papeles de la sociedad, en los términos establecidos en la ley, en las oficinas de la administración que funcionen en el domicilio principal de la sociedad…”, por lo que podría suponer que cualquier socio podría exigir que le den acceso a los libros de contabilidad y demás documentos procedentes sobre cualquier ejercicio contable de la empresa, pero la Superintendencia de sociedades en oficio 220- 003554 del 16 de enero de 2014 ha conceptuado que ello no es posible:

Tal como quedó demostrado, el derecho de inspección permite a los socios o accionistas que son ajenos a la administración, acceder a los documentos de la compañía, para poder enterarse del estado de los negocios sociales. En las sociedades por acciones, se cuenta con un término de quince días hábiles anteriores a la reunión ordinaria, para hacer uso de dicho derecho. Si los administradores cumplen con la mencionada obligación, no resulta procedente inspeccionar papeles de ejercicios anteriores, pues para ello ya hubo la oportunidad establecida en la ley para ello. Luego, en estas condiciones el derecho de inspección no se puede ejercer sobre los libros y papeles de la sociedad, con relación a ejercicios anteriores, sino únicamente sobre los documentos correspondientes al último ejercicio social, es decir, con el período contable a considerar, ya que ellos, fueron, se reitera, objeto de fiscalización individual en la oportunidad legal correspondiente.”

La posición de la superintendencia parece razonable sin consideramos que la ley establece un límite temporal a este derecho, de manera tal que sólo durante un corto periodo de tiempo es posible ejercer el derecho de inspección. Por ejemplo en las sociedades anónimas, el artículo 379 del código de comercio en su numeral 4 faculta a los accionistas a “inspeccionar, libremente, los libros y papeles sociales dentro de los quince días hábiles anteriores a las reuniones de la asamblea general en que se examinen los balances de fin de ejercicio”, de manera que un accionista no puede llegar a en cualquier momento a  la sociedad a exigir que le entreguen los libros de la sociedad para revisarlo.

En este orden de ideas, lo recomendable es que cada año se realice la inspección en los términos establecidos por la ley, y si se sospecha de algún accionar irregular por parte de la administración de la sociedad que requiere verificar información de periodos anteriores, habría que recurrir a otros mecanismos, como a una denuncia ante la  entidad estatal que la inspecciona y regula, o una solicitud formal para que se realice una auditoría externa.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.