El día en el que “PEPITO” aprendió a expresarse

Pepito era muy tímido, desde pequeño fue un niño muy inteligente, cariñoso y talentoso, le gustaba mucho estudiar y sacaba las mejores notas del colegio. Pero pepito tenía pocos amigos. Con el paso del tiempo su timidez y miedo para relacionarse fácilmente con las demás personas fue disminuyendo pero aun en su juventud se le dificultaba expresar abiertamente sus sentimientos, pensamientos y grandes ideas.

Ya en la universidad poco a poco fue tomando más confianza para hacer amigos aunque seguía con el temor y la inseguridad para expresarse bien. En clases él era el que siempre sabía las respuestas correctas pero por no atreverse a levantar la mano para decirla, otro lo hacía primero y él se quedaba frustrado. Debia pasar a hacer exposiciones y como no sabía hablar bien en público procuraba ser siempre el que manejada sentado el computador huyéndole a la situación.

Un par de semestres adelantes conoció a la chica de sus sueños; todos los días la veía pasar y suspiraba con ella proponiéndose que en la próxima oportunidad se atrevería a hablarle…pero adivinen qué? Como no tenía mucha confianza en sí mismo y no sabía cómo expresarse bien, nunca se atrevió. Claro otro chico de su misma universidad la conquistó.

Años más adelante PEPITO logró culminar su carrera y ahora se enfrentaba a otro reto grande en su vida, conseguir su primer trabajo. Pasó varias hojas de vida; su currículo excelente e impecable. Fue seleccionado para presentar su primera entrevista de trabajo y se imaginarán los nervios que le embargaban. El día anterior se preparó muy bien; momentos previos antes de la entrevista sus manos sudaban, su corazón palpitaba a mil, temblaban sus piernas y sentía muchísimos nervios, había repasado las posibles respuestas acertadas que le harían en la entrevista; Sin embargo no supo cómo expresarse oral y corporalmente de la forma correcta por lo cual demostró mucha inseguridad y no fue escogido.

Así pasaron 2, 3, 5 entrevistas de trabajo más hasta que por fin consiguió su primer empleo como Asesor Comercial. Estaría en el lugar equivocado? Asesor comercial? SI. Pero como ya sabíamos PEPITO tenia dificultad para entablar fácilmente una conversación con las demás personas. Asi que no duró mucho en el trabajo pues logró persuadir a muy poquitos clientes para que le comprara los productos que ofrecía… ay pobre PEPITO… con tantas situaciones que no estaban a su favor.

Un día se dio cuenta que tenía que hacer un cambio en su vida; que tanto conocimiento, buenas ideas, talento e inteligencia que tenía necesitaba ser complementada con habilidades que le permitieran desenvolverse mejor en su campo laboral y social y poder mostrar su potencial. ¡Descubrió entonces que necesitaba aprender a expresarse mejor!

Se propuso la tarea de estudiar, investigar, asistir a entrenamientos que le ayudará a mejorar este aspecto y poco a poco conoció que tenía un talento impresionante para las relaciones, que no se trataba de nacer con esas habilidades, sino que desarrollando y practicando competencias comunicativas podría lograr lo que se propusiera, podría haber conquistado en aquel momento a la chica de sus sueños, podría haber hecho las mejores exposiciones en la Universidad, podría haber logrado ganar aquel trabajo que le garantizaba un excelente cargo en una compañía muy importante del país, que podía haber vendido su  mejor imagen profesional ante el mundo.

Pero nunca es tarde para descubrir que su expresión era un talento vital para mostrar su potencial, porque de ahora en adelante no perdería más oportunidades por dejar salir sus miedos, su timidez, su inseguridad y se prometió nunca más permitir que aquellas emociones lo dominarán. Entendió que podía tomar el control de su vida y que al ampliar su círculo de relaciones sociales podría encontrar mejores oportunidades. Que como jefe de la nueva compañía donde actualmente estaba trabajando sabía cómo comunicarse mejor con su equipo de trabajo, expresarse bien en las reuniones directivas… en fin. El día en el que PEPITO aprendió a expresarse, descubrió que tenía las habilidades comunicativas y expresivas necesarias para relacionarse mejor con su familia, sus compañeros de trabajo, amigos y sociedad en general.

Que no te pase lo del Pepito tímido e inexpresivo, mejor conviértete en el Pepito expresivo y asiste a este GRAN ENTRENAMIENTO donde  potenciarás tus HABILIDADES EXPRESIVAS Y COMUNICATIVAS.

Recuerda que el 93% de tu comunicación es LENGUAJE NO VERBAL y que éste determina el grado de éxito en tus relaciones sociales, tus resultados a nivel profesional y personal? Por lo tanto si eres más expresivo, esto se traduce en un mejoramiento considerable en las relaciones interpersonales, en el servicio al cliente interno y externo, en las ventas, mejores exposiciones en juntas directivas, reuniones de trabajo...etc. Si cuentas con herramientas expresivas a tu favor, tendrás mayores posibilidades de lograr impactar positivamente en tus presentaciones, lo que te harán ser un profesional más competente, más persuasivo y con mayores oportunidades en tu carrera profesional. POR ESO DEBES ASISTIR A ESTE EXCLUSIVO ENTRENAMIENTO EN NEIVA, PROXIMAMENTE EN BOGOTÁ. TE ESPERAMOS SON CUPOS MUY LIMITADOS!!!! Para más información visita: www.proyectoexpresion.co

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.