¿El empresario nace o se hace?

Siempre me ha inquietado saber si el empresario nace, o se hace o se forma. Es un interrogante que aun no tengo claro aunque me inclino por creer que el empresario nace y no se forma.

Antes de estudiar contaduría pública, estudié un semestre de Administración de empresas. En principio elegí esa carrera por el convencimiento de que eso me ayudaría en el proceso de ser empresario y no asalariado, una inquietud que siempre he tenido. Pero una vez en la universidad, tuve algunas experiencias negativas que me hicieron creer que el hecho de estudiar una carrera administrativa no me haría empresario, razón por la cual decidí cambiar de carrera.

Desde ese momento he creído que el empresario no se forma, no se hace en un aula de clases. Considero que una persona por naturaleza nace con ciertas cualidades que le permiten ser creativos, emprendedores, visionarios, etc., cualidades que difícilmente se desarrollan en un establecimiento educativo, que son propias de la personalidad de cada ser humano.

Si observamos a los grandes empresarios del mundo, la gran mayoría de ellos no tuvieron formación universitaria, lo único que tuvieron fue una gran idea y el valor y la verraquera para sacarla adelante.

Los profesionales de la administración egresados de las más prestigiosas universidades del mundo, por lo general no son grandes empresarios, sólo son grandes administradores de las grandes empresas ajenas, lo que lleva a concluir que en las universidades no se enseña a crear empresa sino a administrarlas. La razón quizás sea porque que no se puede enseñar a una persona a que tenga ideas brillantes y mucho menos que tenga las agallas para hacerla realidad.

Grandes administradores existen muchos. Grandes empresarios no tantos. Parece que no todo el mundo tenemos la capacidad de idear negocios y empresas exitosas, novedosas.

Paso a creer que al empresario le pasa lo que al cantante; se nace con la voz. Una buena voz no se crea en una escuela de música, lo mas que se consigue es dominar o educar la voz (formación), pero no se puede crear de la nada una voz exitosa.

Las universidades colombianas sacan a la calle cada año a miles de administradores de empresas, y sin embargo, si por ejemplo, se observan las estadísticas del Sena, los emprendedores que esta entidad patrocina, no son administradores sino personas sin formación profesional pero con una muy buena idea de negocio. La gran mayoría de las grandes, medianas y pequeñas empresas del país no han sido creadas por profesionales de la administración, lo cual lleva a considerar que definitivamente es muy difícil formar a un empresario si la persona no tiene vocación emprendedora, empresarial.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.