El espíritu de justicia de la Dian

El legislador incluyó en el estatuto tributario el artículo 683 que según el cual la aplicación de la ley debe estar presidida de un espíritu de justica, de manera tal que no se le exija al contribuyente más de lo que la ley quiso imponer al contribuyente, pero abundan los casos en que ese espíritu de justicia brilla por su ausencia y en lugar de ese criterio de razonabilidad, presenciamos verdaderas aberraciones.

Es el caso de un contribuyente que llegó hasta el Consejo de estado, y la discusión se presentó porque el contribuyente declaró un ingreso y su respectivo costo en 1998  cuando fue percibido en el 1997, y la Dian, en una muestra de su desprecio por el artículo 683 del estatuto tributario, decidió rechazar el costo de ese ingreso pero mantener el ingreso, por lo que el contribuyente debía tributar sobre el 100% del ingreso.

A continuación transcribimos apartes de la sentencia 16627 del 23 de abril de 2009 con ponencia de la magistrada Martha Teresa Briceño:

De otra parte, no es motivo para mantener la glosa el hecho de que la sociedad no hubiera corregido sus declaraciones tributarias, pues teniendo en cuenta la independencia de los períodos fiscales en el impuesto de renta, el investigado era el año 1998 y está demostrado que ni el ingreso ni el costo fueron realizados en este período, razón por la cual, la DIAN, en el acto liquidatorio le correspondía rechazar las dos partidas y no rechazar una y aceptar la otra con fundamento en que la sociedad no corrigió, pues un proceder así, no sólo desconoce las normas citadas, sino el espíritu de justicia que debe reinar para la correcta determinación de los tributos conforme lo enseña el artículo 683 del Estatuto Tributario. En consecuencia, se mantendrá el rechazo del costo solicitado pero correlativamente se disminuirá el ingreso que obtuvo la sociedad por la venta del lote en el renglón 25 de la declaración por $181.373.000.

Es claro que si tanto el ingreso como el costo correspondían a un periodo diferente, los dos debían ser excluidos de la liquidación privada presentada por el contribuyente, y este en su lugar, debía corregir la declaración de 1997 para incluir tanto el ingreso como su costo asociado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.