El Espíritu de justicia no puede ser inversamente proporcional a las metas de recaudo

El afán de cumplir con las metas de recaudo hace que algunos servidores de la contribución al aplicar el ordenamiento jurídico tributario desconozcan el relevante espíritu de justicia,  exigiéndoles a los contribuyentes más impuestos, sanciones e intereses moratorios de lo que la misma ley ha señalado.

Hace poco conocí el caso de un contribuyente que pese a la corrección de la declaración de renta de 2010 donde aceptó las glosas de la administración tributaria y respondió oportunamente el requerimiento especial, le fue notificado la liquidación de revisión porque supuestamente la corrección provocada no cumplió con la totalidad de los requisitos del artículo 709 del Estatuto Tributario y en consecuencia ésta no fue incorporada al proceso de determinación o discusión del tributo.

Eso significa que el beneficio de la sanción reducida en forma general a la cuarta parte y de manera especial al 20% en virtud de la amnistía del artículo 149 de la Ley 1607 de 2012 no aplique para este contribuyente; en términos numéricos es por ejemplo si la sanción de inexactitud propuesta por la administración tributaria era de $400 millones, la cuarta parte con ocasión a la respuesta del requerimiento especial es de $100 millones y en aplicación a la amnistía la sanción se reducía a $20 millones (100 X 20%) que fue el valor declarado y pagado.

Dicen los servidores de la contribución que se debió declarar $100 y pagar $20, no como lo hizo el contribuyente que declaró $20 y pagó $20, esa simple diferencia interpretativa y formal hace que supuestamente se incumpla con el requisito de declarar la sanción de inexactitud reducida “...deberá corregir su liquidación privada, incluyendo los mayores valores aceptados y la sanción por inexactitud reducida, y adjuntar a la respuesta al requerimiento, copia o fotocopia de la respectiva corrección y de la prueba del pago o acuerdo de pago, de los impuestos, retenciones y sanciones, incluida la de inexactitud reducida”; pregunto ¿Dónde está el espíritu de justicia?.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.