El estado de ánimo en tiempos de crisis

Algunos expertos opinan que la crisis, más que una coyuntura económica desfavorable, es un estado de ánimo.

Sin entrar a evaluar aspectos sicológicos que apoyan esta teoría, es evidente que la crisis se puede percibir con mayor o menor fuerza dependiendo de nuestro estado de ánimo, o mejor, de nuestra actitud frente a los problemas.

Cuando se tiene una actitud positiva, cualquier obstáculo nos parece salvable, pero si se tiene una actitud negativa, el más pequeño inconveniente nos parece infranqueable.

Los efectos de la crisis se pueden modelar según sea nuestra reacción a ella, según sean las decisiones que tomemos para hacerle frente.

Por ejemplo, cuando una persona queda sin trabajo, esta persona puede optar por deprimirse y rengar de su mala suerte, o puede dedicarse a buscar activamente un nuevo empleo u otra forma de obtener ingresos.

Generalmente, lo que hace una persona que pierde el empleo, es deprimirse, y hasta tanto no asimile y reconozca su nueva situación, no intentará encontrar una solución. Luego, la duración de la crisis para esta persona dependerá de lo que tarde en reaccionar positivamente, reacción positiva que será más o menos temprana según sea su estado de ánimo, su actitud.

Las personas que logran conservar la tranquilidad y la calma en una situación difícil, pueden salir primero de ella, por cuanto pueden pensar fríamente, pueden calcular y evaluar variables y situaciones de forma lógica y positiva, algo necesario para tomar decisiones acertadas.

Es por ello que demos trabajar nuestra actitud, en nuestro estado de ánimo, para que llegado el momento, seamos nosotros los que controlemos la situación y no sea la situación la que nos controle y nos anule.

No en vano en muchos oficios y profesiones las personas son entrenadas para tomar decisiones bajo presión,  bajo situaciones y circunstancias adversas, para que llegado el momento de actuar en condiciones difíciles, puedan actuar con toda calma, algo que deberíamos hacer todos, puesto que tarde o temprano nos encontraremos ante problemas muy complejos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.