El exceso de trabajo causa mucho más que estrés

El exceso de trabajo en la oficina, o donde quiera que se trabaje, causa problemas mucho más allá del conocido estrés, puesto que una carga excesiva de trabajo implica que se tiene menos tiempo para lo que no sea trabajar, lo cual puede tener efectos preocupantes.

Por ejemplo, cuando se trabaja mucho no se tiene tiempo para la familia,  la vida personal o social, y eso causa serios traumatismos que pueden terminar en distanciamientos, divorcios, en fin, multitud de efectos en la vida social y familiar pero que no es el punto que hoy nos interesa.

Nos centraremos en una de las consecuencias de no tener tiempo por trabajar más de lo debido. Al no tener tiempo, la persona no puede aprender nuevas habilidades, o al menos mantener vigentes las que posee actualmente. Este es un gran problema para profesionales como el contador público, por ejemplo, que no tiene tiempo para leer un periódico, para leer las últimas normas que van saliendo, ni para discutir o socializar opiniones o criterios que afiancen su competencia profesional , ni mucho menos para re-aprender la contabilidad como parece estar sucediendo con el tema de las NIC-NIIF.

Es evidente que si el tiempo tan solo alcanza para trabajar, el profesional se ve imposibilitado para incrementar sus competencias y habilidades, y entre tanto trabajo lentamente va dejando de ser competitivo y en últimas terminará sin trabajo y desactualizado, o relegado a trabajos cada vez de menos “categoría” y por supuesto mal remunerados, por lo que tendrá que trabajar aún más adentrándose  en ese círculo vicioso sin fin.

Mantenerse actualizado tanto en temas de la profesión, como de opinión, política, economía, etc., es una necesidad de todo profesional para mantener su vigencia pero el exceso de trabajo se lo impide, y es algo que no se mide, no se evalúa y muchas personas  ni siquiera lo consideran.

Muchos profesionales se han convertido en autómatas que apenas les alcanza el día para realizar monótonas y mecánica actividades perdiéndose de lo que sucede en el entorno, perdiendo la perspectiva hasta de su propia profesión, que es la que deberían  potenciar cada día.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.