El gobierno se atreve con la propuesta de penalizar la omisión de activos, ¿y dónde queda la omisión de ingresos?

En el proyecto de reforma tributaria en su artículo 24 se propone modificar el código penal adicionando el artículo 434A en la cual se tipifica como delito la omisión de activos y la inclusión de pasivos inexistentes,  y se propone una pena de entre 48 a 108 meses, lo cual es positivo, pero se queda corto porque deja por fuera la omisión de ingresos, que es otro factor importante en la evasión de impuestos.

Este sería el primer paso para penalizar la evasión tributaria en Colombia aunque como de costumbre,  es una propuesta que deja una válvula de escape a los evasores.

Esta medida afectaría  principalmente a quienes tienen activos en paraísos fiscales, activos que por lo general no se declaran, y seguramente va de la mano con el nuevo impuesto a la riqueza, pues este impuesto  grava el patrimonio, y una manera de disminuir el impuesto al patrimonio, riqueza, o como lo quieran llamar nuestros “ilustres” congresistas, es precisamente ocultando activos e incluyendo pasivos inexistentes, tarea que los paraísos fiscales facilitan mucho.

Es evidente que si se omiten activos se omiten los ingresos que generan esos activos, por lo que debe incluirse en la penalización también los ingresos, o por lo menos crear un ingreso presuntivo sobre los activos omitidos sobre los que no se acepte ninguna deducción.

La omisión de ingresos puede ser incluso superior a los activos omitidos o pasivos inexistentes declarados. El comercio informal, e incluso las grandes empresas tienen en la omisión de ingresos como la principal herramienta de evasión, más importante que la inclusión de costos y  deducciones inexistentes o improcedentes. Es un campo donde falta mucho trabajo para hacer, y mucha voluntad política, por supuesto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.