El hecho que figure la situación de control en el registro mercantil obliga a que se cumpla lo dispuesto en el artículo 631-1 del estatuto tributario

El artículo 631-1 del estatuto tributario obliga a los grupos empresariales a que suministren a la Dian los estados financieros consolidados junto con los anexos respectivos, y esta obligación surge con el mero hecho de figurar la situación de control en el registro mercantil.

El artículo 30 de la ley 222 de 1995 dispone que cuando se configure una situación de control en los términos de los artículos 260 y 261 del código de comercio, la sociedad controlante deberá inscribir en el registro mercantil dicha situación, por lo que esa inscripción hará que obligatoriamente se deba cumplir con la obligación dispuesta en el artículo 631-1 del estatuto tributario, en cuanto este claramente señala que “A más tardar el treinta (30) de junio de cada año, los grupos económicos y/o empresariales, registrados en el Registro Mercantil de las Cámaras de Comercio, deberán remitir en medios magnéticos, a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales sus estados financieros consolidados, junto con sus respectivos anexos, en la forma prevista en los artículos 26 a 44 de la Ley 222 de 1995, y demás normas pertinentes.”

Obsérvese que se impone esta obligación a todo grupo empresarial “registrado en el registro mercantil”, observación que resulta pertinente en los casos de algunos contribuyentes que han dejado de cumplir los requisitos de los artículos 260 y 261 del código de comercio, y por olvido o desidia  no actualizaron el registro mercantil para suprimir la mención a la situación de control.

Una situación similar fue abordada por la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia del 23 de febrero de 2011, expediente 17465:

Respecto al argumento de la sociedad apelante, según el cual le corresponde a la Administración la carga de la prueba para demostrar los supuestos fácticos de la sanción impuesta, reitera la Sala que, conforme al artículo 631-1 del Estatuto Tributario, la obligación de informar los estados financieros consolidados por parte de los grupos empresariales se evidencia a partir del certificado expedido por la respectiva Cámara de Comercio, razón por la cual, contrario a lo afirmado por la apelante, la DIAN no tenía que recurrir a medios de prueba adicionales para determinar que la demandante estaba obligada a presentar la información objeto de sanción.”

Es evidente que el artículo 631-1 del estatuto tributario no dice que la obligación de informar los estados financieros consolidados no  aplica si no se cumplen los requisitos de los artículos 260 y 261 del código de comercio, pues esta obligación está supeditada a que en el registro mercantil figure la situación de control. Si de acuerdo al código de comercio la sociedad ya no es controlante, poco importa si en el registro mercantil sigue apareciendo  como controlante, como grupo empresarial.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.