El impuesto mínimo alternativo simple (IMAS), en el contexto de la nueva reforma tributaria (Ley 1739 de 2014)

Como bien se recordará, el impuesto mínimo alternativo simple fue creado por la ley 1607 de 2012 (artículos 10 y 11), la cual lo definió “como un sistema de determinación simplificado del impuesto sobre la renta y complementario”, aplicable a las personas naturales – residentes en el país – pertenecientes a las categorías de “empleados” y “trabajadores por cuenta propia”; ello siempre y cuando, tales contribuyentes cumpliesen los presupuestos legales indicados en los artículos 333 y 340 del Estatuto Tributario, respectivamente, y decidiesen voluntariamente optar por tal alternativa de simplificación.

Conforme a lo antes dicho, conviene traer a colación – también – los esfuerzos del gobierno nacional por tratar de precisar el alcance de las mencionadas categorías de personas naturales, y consecuentemente clarificar los sujetos que legalmente podrían decidirse por ese impuesto mínimo alternativo; han de mencionarse, para el efecto, los decretos 0099 de enero de 2013, 1070 de mayo de 2013 y 3032 de diciembre de 2013.

Claro está, no sólo los decretos reglamentarios han pretendido dar debida forma al complejo tema de la categorización de las personas naturales residentes (elemento fundamental para concluir el sistema de determinación aplicable), sino que también la doctrina oficial, de la Administración Tributaria, se ha dedicado ampliamente a la tarea de puntualizar dicho tópico del impuesto sobre la renta (bien valdría, cuando menos, mencionar el concepto general 885 de julio de 2014).

Ahora, y referido específicamente al título propuesto, ha de manifestarse que el artículo 3 del decreto 3032 de 2013 introdujo, para los trabajadores por cuenta propia, la condición de que el patrimonio líquido declarado en el período gravable anterior sea inferior a 12.000 UVT; requerimiento éste que no se encontraba consagrado en la ley 1607 de 2012 y constituida, por tanto, un exceso de la facultad reglamentaria, dejando por fuera – además – un significativo grupo de personas naturales que no podrían optar por el impuesto mínimo alternativo simple.

En tal sentido, y con el ánimo de subsanar la descrita ilegalidad, el artículo 34 de la ley 1739 de 2014 recoge lo dispuesto en el mencionado artículo 3 del decreto 3032; resultando en consecuencia, que tanto para el año gravable 2014 y 2015 será aplicable la enunciada restricción de patrimonio líquido (para el primero por efecto del reglamento, y para el segundo por disposición de la ley).

De otro lado, pero en relación con el impuesto mínimo alternativo simple para empleados, el artículo 33 de la ley 1739 de 2014 consagra como requisito adicional – para quienes pretendan optar por ese IMASla posesión de patrimonio líquido, en el respectivo año gravable, inferior a 12.000 UVTs; así mismo, se contempla en ese artículo que en el respectivo año o período gravable los ingresos brutos obtenidos deben ser inferiores a 2.800 UVTs. 

Con el nuevo referente fundamentado en ingresos brutos, se plantea un importante cambio al pasar del concepto de renta gravable alternativa - RGA (que consagraba el derogado artículo 334 del Estatuto Tributario) a la noción de ingreso; y además, se plantea una disminución de $4.700 UVTs de RGA a 2.800 UVTs de ingresos brutos.

A partir de lo expuesto, y con fundamento en las modificaciones introducidas por la ley 1739 de 2014, bien podría colegirse que la pretensión de los cambios incorporados, al IMAS, está orientada a corregir equívocos de ese sistema de depuración, en cuanto a: i) vicios de legalidad (para el caso de los trabajadores por cuenta propia) y ii) de cuantificación y recaudo del impuesto (para el evento de los empleados); ello toda vez, que en el año gravable 2013, el sistema inicial conllevó a la generación y devolución de saldos a favor, y a una menor tributación por parte de los contribuyentes que se decidieron por el IMAS de empleados.

Cordialmente,

NORVEY VALENCIA S

Asesor Tributario

norveyvalenciasalazar@gmail.com

Cel. 3216417659

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.