El interés de los préstamos gota a gota supera con creces la tasa de usura

El interés que cobran los prestamistas particulares, más conocido como  gota a gota, supera con creces la tasa de usura, máximo interés que la ley colombiana permite cobrar, tanto a particulares como a entidades vigiladas por la superintendencia financiera.

Para el tercer trimestre de 2009, la tasa de usura ha quedado en el 27,98% anual, lo cual es muy inferior a lo que cobran los particulares, toda vez que estos cobran intereses desde el 5% hasta el 10% mensual, que equivale a un 60% anual hasta un 120% anual.

Claro que hay que tener en cuenta que por lo general, los particulares cobran interés simple, mientras que la tasa de usura corresponde a interés compuesto, por lo que en términos reales, una tasa del 10% bajo el concepto de interés simple, es mucho menor a una tasa del 10% bajo el concepto de interés compuesto, que es el interés que  se debe tomar como referencia para la tasa de usura, pero aún así, el interés cobrado es muy superior a la tasa de usura.

Aunque la ley penal castiga con cárcel el delito de usura, por ser poco aplicada, el negocio de los prestamistas ha prosperado, puesto que pocos negocios rentan tanto como prestar dinero a tasas por encima de los permitidos por la ley, y ante tanta rentabilidad, vale la pena  asumir el riesgo de perder lo prestado o de terminar en la cárcel, último riesgo muy lejano, casi inexistente.

Lamentablemente, ante lo costoso que resulta el sistema financiero formal, mucha gente no tiene otra alternativa que recurrir a prestamistas particulares, puesto que para el caso de préstamos de bajo monto, puede resultar igual de costoso pagar a un particular el 10% que solicitar un crédito al banco, además de resultar mucho más ágil.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Comentarios cerrados temporalmente