El Iva y su impacto en los proyectos de emprendimiento

El Iva (Impuesto al valor agregado)  tiene un serio impacto en la viabilidad de algunos proyectos de emprendimiento que en ocasiones no se evalúan  y que pueden complicar el desarrollo inicial del proyecto.

Todo proyecto nuevo  debe empezar por abrirse camino frente a una competencia ya establecida, y una de las formas de hacerlo es compitiendo con el precio, y allí es donde entra a jugar un papel importante el Iva, puesto que el precio final para el consumidor se encarece por cuenta del 16% (asumiendo una taifa general)  que se le debe agregar al precio de venta, y 16% es un porcentaje que tiene un gran impacto frente al potencial cliente, en especial las personas naturales que no se pueden descontar ese Iva y terminan pagándolo efectivamente.

Supongamos un servicio que cuesta $50.000 más Iva. El valor final es de $58.000, y es obvio que resulta más fácil vender el servicio en $50.000 que en $58.000, y ni qué decir si la competencia ya lo ofrece en $50.000 o incluso menos. Difícil sortear  esas circunstancias.

Ante este panorama, hay que buscar la manera de que el precio del producto o servicio no se vea afectado por el Iva, y no se trata de evadir el Iva, sino de no tener la obligación de cobrarlo, lo cual se logra iniciando el proyecto como persona natural responsable del régimen simplificado.

En consecuencia, si el valor del Iva es tan importante en la fijación del precio, no es recomendable iniciar como persona jurídica, debido a que tendría que cobrar el Iva desde la primera venta, constituyéndose en una barrera de acceso al mercado, y para que no lo fuera, tendría la empresa que “asumir” ese Iva, es decir, que el precio final con Iva no supere el precio de la competencia, y ello supondría un hueco financiero del 16%, nada recomendable para un negocio que apenas inicia.

Esta situación se presenta  en ciertos sectores o actividades económicas donde por lo general la competencia no cobra el Iva,  ya porque son personas naturales no responsables de dicho impuesto, o porque lo evaden, que sucede mucho, de manera tal que al hacer el estudio del proyecto se debe identificar si se compite con quienes cobran Iva o  con quienes no lo hacen, y en ese sentido direccionar el proyecto.

Esto para empezar, puesto que si el proyecto es escalable y pronto se logra un gran crecimiento que hace imposible quedarse como persona natural perteneciente a l régimen simplificado, no hay otra alternativa que cobrar el Iva, y en ese caso  hay que evaluar la pertinencia de convertirse a persona jurídica, pues ello también trae sus beneficios, que de alguna forma pueden compensar el hecho de que se debe vender con Iva mientras la competencia no.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.