El lenguaje corporal de un líder

La comunicación es un hábito y como tal, puedes aprender a dominarlo, con un poco de esfuerzo incluso puede convertir los movimientos y reflejos subconscientes en actos conscientes, que será capaz de dominar a voluntad, de forma que será usted quien decida cómo quiere ser conocido por los demás.

Su lenguaje corporal dice mucho de usted, lo siguientes consejos le ayudarán a afinar la comunicación no verbal que transmite a los demás.

No hay un botón de apagado

La postura es la preparación para todo lo que hacemos. Pregúntese cómo sería encarnarse a sí mismo en estatura. Cuando lo haga, descubrirá que el primer paso es la inhalación profunda, los músculos centrales y su pecho se estiran y se expanden.

No se trata de ponerse derecho como si prestara atención a algo. No es una simple postura física, se trata de un estado mental adecuado. Trabaje su postura, esta enmarca quién es.

Deje la tensión

Frente a un espejo saque la lengua y relaje la mandíbula, el cuello y los hombros. Deje ir lentamente la tensión. Ponga dos dedos bajo su lengua, esta debe estar completamente relajada, ni cóncava, ni estirada, sólo fláccida.

Coloque su otra mano debajo, y estire con los dos dedos muy lentamente hacia abajo. Notará como la lengua se va hacia atrás, los hombros se tensan y la cabeza baja. Haga este ejercicio frecuentemente y notará como se sentirá más confiado y relajado.

Mantener el contacto visual

Como nuestra voz, nuestros ojos transmiten mucho. El contacto visual nos conecta con los otros. Es una técnica crítica que le ayudará a romper con los comportamientos inconscientes que mandan señales incorrectas a su audiencia, como ansiedad, inseguridad o desconfianza.

Hacer esto también cambia el sonido de su voz. Notará un tono más bajo, con mayor resonancia y energía vocal. Le ayudará a encarnar la integridad, la confianza y la autoridad.

Gesticular con propósito

Esto le ayudará a contar la historia o restar valor a los que está diciendo. En cualquier presentación, todos los gestos deben tener un propósito, no gesticule al azar, ni haga gestos inconscientes o repetitivos. Tenga en cuenta que la forma en la que se planta frente a su audiencia importa.

Practique frente al espejo, ponga sus manos, justo debajo de la línea del cinturón estrechando una mano con la otra y obsérvese. Para su siguiente práctica, primero repita la postura anterior y esta vez entrelace sus dedos. Observe como inmediatamente parece más centrado. Este pequeño ajuste de las manos crea una gran diferencia visual.

Estrechar las manos

Esta es normalmente la primera conexión que hará con alguien. Puede parecer algo tonto ya que lo hacemos todos los días, pero es mucho más que eso. Estrechar las manos es un ecualizador. Transmite sinceridad, calidez y debe ser firme, pero no agresivo. No hay excepciones por la edad, sexo o estatus.

Practique estrechar la mano con un amigo o colega mientras mantienes contacto visual. No se apresure.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.