El mínimo vital en aspectos tributarios

Una contribuyente por el año gravable 2003, no pagó dos declaraciones de IVA, como consecuencia en el año 2012, la dirección seccional correspondiente decretó el embargo  sin límite de los ingresos percibidos por la contribuyente en una suma ascendiente a $66.931.000.

No obstante la contribuyente solo cuenta con un contrato que mensualmente le genera unos ingresos de $1.500.000, los cuales no percibiría en razón del embargo. Por lo cual decide a finales del año 2012 solicitar a la DIAN limite el embargo, y en ese sentido no retengan la totalidad de los ingresos por honorarios que percibe mensualmente sino una parte de ellos.

A lo cual, la Administración tributaria arguye brindar facilidades a través de los acuerdos de pago, y acogerse a la condición especial de pago que trajo consigo la reforma tributaria (ley 1607 de 2012).Adicionalmente le recuerde que la limitación del embargo opera únicamente en vínculos laborales y mesadas pensionales. Por lo cual la contribuyente decide presentar una acción de tutela, la cual fue denegada en primera instancia por un juzgado laboral. Seguidamente la actora impugnó el fallo, a lo cual el tribunal superior correspondiente decide confirmar la el fallo de primera instancia.

Sin embargo, el expediente fue seleccionado por la sala de revisión de tutelas y es allí cuando la corte constitucional realiza una serie de planteamientos que son necesarios comprender, como garantía de los derechos fundamentales, mediante la sentencia T -788 de 2013  señala: 

5.3.4. Así, la Sala considera que en el caso de … si bien la Seccional de Ibagué de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN- respetó las restricciones legales relacionadas con el decreto de embargos en los procesos de cobro según los dispuesto en el Estatuto Tributario, la medida cautelar que ordenó la afectación de la totalidad de los honorarios que recibía no tuvo en cuenta que éstos representaban la única fuente de sostenimiento del núcleo familiar de la actora.

5.3.5. En ese sentido, la Corte considera que la entidad demandada no propendió por reducir al máximo la afectación de los derechos fundamentales de la accionante, pues si bien le ofreció estímulos económicos para que optara por cubrir la deuda, el remedio idóneo en estos asuntos es limitar el monto del embargo, dado que en tratándose de honorarios debe verificarse si estos constituyen la única fuente de ingresos de un núcleo familiar, ya que de ser así, podrían llegarse a asimilar al salario que devenga un trabajador y por tanto deberá examinarse la posibilidad de establecer un tope de restricción a la medida cautelar decretada.

5.3.6. En efecto, si bien tanto el salario como los honorarios buscan retribuir el trabajo realizado, se diferencian en que el primero se enmarca en una relación contractual en la que existe subordinación y exclusividad, elementos que no se presentan en los segundos; en ese orden, desde una perspectiva lógica estas dos clases de remuneraciones son asimilables para efectos de la aplicación de restricciones al decreto de medidas cautelares, cuando una persona perciba honorarios producto de un único contrato del cual derive su subsistencia y agote la totalidad de su tiempo en el desarrollo de éste, pues las consecuencias del embargo de su fuente de ingresos serían equivalentes a los perjuicios que sufría un trabajador si fuera afectado su salario.

5.3.7. En resumen, en los eventos en los que se decrete el embargo de honorarios, y estos puedan ser asimilables al salario, el ciudadano afectado puede acudir ante la autoridad pública y colocar de presente su situación, la cual deberá ser atendida y resuelta teniendo en cuenta si la medida cautelar vulnera sus derechos fundamentales, debiéndose limitar o levantar según sea el caso, ya sea aplicando una excepción de inconstitucionalidad, conforme al Artículo 4 superior, o una analogía legal

Es decir, que la Corte a partir de un análisis lógico, comprende que el hecho de percibir únicamente ingresos por honorarios de un solo contrato, lo pueden hacer asimilable  a salario, y en esa medida limitar el embargo. No sobre advertir las particularidades del caso, pero este es una sentencia que lleva a ver el sistema tributario como un conjunto de normas dúctiles que permitan que Colombia sea un verdadero Estado Social de derecho.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.