El pago de estampilla es deducible del impuesto sobre la renta

La jurisprudencia del Consejo de Estado ha definido la estampilla como un tributo que se ubica dentro de la especie de tasas parafiscales porque lleva implícito un beneficio potencial para aquellos contribuyentes que la pagan y utilizan los servicios de aprovechamiento común (educación, salud, deporte y cultura), de tal manera que los recursos se reinvierten indirectamente en beneficios sociales para todos los habitantes del departamento.

La estampilla es un mecanismo para contribuir al fortalecimiento de las instituciones dedicadas a la prestación de servicios comunes como son las universidades públicas, hospitales (E.S.E) y entidades territoriales competentes para el fomento y estimulo del deporte y la cultura.

En sentencia 16557 del 04 de marzo de 2010 el Consejo de Estado consideró deducible del impuesto sobre la renta el pago de estampilla, siempre y cuando cumpla con los requisitos (expensa necesaria) del artículo 107 del Estatuto Tributario, señalando en sus consideraciones finales lo siguiente:

“(...)

Por último, el hecho de que solo ciertos impuestos sean deducibles (artículo 115 del Estatuto Tributario), no significa que otros tributos no lo sean, según la norma general del artículo 107 del Estatuto Tributario. Eso sí, en cada caso debe analizarse si se cumplen los requisitos de la última norma en mención."

Como se puede advertir el honorable Consejo de Estado resalta la diferencia entre el tributo – impuesto y los otros tributos como son las tasas y contribuciones, estableciendo para el primero la observancia del artículo 115 del ordenamiento tributario y para el segundo el artículo 107 del mismo.

No obstante la administración de impuestos mediante el Concepto 018148 de 15 de marzo de 2012 interpreta el pago de estampilla como un impuesto que al no encontrarse expresamente señalado en el artículo 115 del Estatuto Tributario no es deducible del impuesto sobre la renta, desconociendo que la estampilla es un tributo técnicamente enmarcado dentro del concepto de tasa parafiscal y no un impuesto.

Conforme a lo anterior, considero deducible el pago de estampilla por no corresponder a un impuesto y porque es un mandato legal que siempre deberán cumplir los contribuyentes para realizar sus operaciones económicas y producir renta, cumpliendo así con los presupuestos de causalidad, necesidad y proporcionalidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.