Inicio » Otros. » (10 / 09 / 2013 )

El peligro de la suplantación de identidad por Internet

Una de las formas de estafa por Internet, es la suplantación de la identidad de reconocidos portales de Internet, con el ánimo de conseguir de forma fraudulenta los datos personales de los usuarios de dicho portal.

Esto sucede principalmente con entidades financieras. Algún delincuente logra crear un sitio Web idéntico al sitio de un reconocido banco, y de forma engañosa consigue que los usuarios hagan uso de él, y al suceder, los datos del usuario como contraseñas y número de tarjetas, son robados.

Es común recibir un email de algún banco conocido reportando anomalías o inconvenientes en la cuenta de algún banco, e invitan al usuario a realizar un clic en algún Link, que supuestamente lo llevará a la sección en la cual el usuario puede solucionar el supuesto problema.

Esto no es más que un truco para hacerse a los datos del usuario para poder libremente cometer fraudes.

Como medida de seguridad se recomienda hacer caso omiso a cualquier email de este tipo. Si se tiene algún problema con su cuenta bancaria, el procedimiento a seguir es visitar personalmente las oficinas del banco, o comunicarse por vía telefónica, pero no seguir instrucciones enviadas vía email.

Los email recibidos por este tipo de delincuentes, son email idénticos a los utilizados por el banco, contienen el mismo email, logos, formatos y diseños, por lo que resulta casi imposible distinguir si se trata de un email del banco o de una suplantación.

Se recomienda que cuando se vaya a acceder al sitio Web de su banco, lo haga escribiendo o tecleando directamente la dirección del sitio Web en la barra de direcciones, para evitar ser redirigido a un sitio que no es otra cosa que una copia del sitio oficial del banco.

Cuando reciba un email sospechoso, antes de dar clic en algún vínculo, revise primero la dirección url a la que lleva ese link. Para ello, solo basta con colocar el puntero del mouse o el ratón sobre el link, pero sin dar clic, y luego observar en la barra ubicada en la parte inferior del navegador, y allí aparece la url a la que lo llevará ese link, y si no es la url oficial del banco, absténgase de dar clic sobre él.

Por lo general un email dice algo como “Siga el siguiente vínculo” o De clic aquí”. Son esos elementos que hay que revisar para evitar ser redirigido a un sitio fraudulento en donde se apoderarán de toda la información que usted suministre.

Para evitar todo riesgo, es mejor evitar seguir cualquier tipo de instrucciones enviadas por email, y en lugar de ello, ingresar directamente al sitio Web del banco, y allí seguir los procedimientos adecuados.

Es recomendable no realizar utilizar los portales de su banco desde un sitio público u oficina, sino hacerlo desde el computador de su casa, donde muy pocas personas tienen acceso.

Igualmente es recomendable tener un buen antivirus siempre actualizado, lo mismo que adicionalmente un antispyware, que proteja su equipo de virus y troyanos que se puedan apoderar de sus contraseñas y nombres de usuario.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

2 Opiniones en “El peligro de la suplantación de identidad por Internet”
  1. FORMATO PETICION ANTE LA JUSTICIA POR SUPLANTACION DE NOMBRE dice:

    por favor enviarme un formato de derecho de petición ante el poder judicial, por la suplantación de un nombre y su cédula, fue condenada una persona con mi mismo nombre y cedula y por ende afectan hoy mis antecedentes judiciales....

    mil gracias

    Jaime Cardona

  2. julian medina dice:

    Les aconsejo que verifiquen su estado financiero comercial, puede estar suplantado, en http://www.identidad.com.co encuentra gratis un informe basico de su estado actual para que pueda verificar.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.