El periodo de causación y la base gravable del impuesto de industria y comercio no pueden ser modificados por los entes territoriales

El periodo de causación entendido como el tiempo durante el cual se realizan los hechos generadores del impuesto de industria y comercio tiene efecto directo en la determinación de la base gravable porque su monto difiere si es bimestral o anual, en ese sentido es evidente que el artículo 33 de la Ley 14 de 1983 además de señalar taxativamente la base gravable del ICA también indica que su periodo de cuantificación es anual.

Ya han sido mucho los municipios a los cuales se les ha declarado la nulidad al periodo gravable bimestral porque el legislador indicó que “El Impuesto de Industria y Comercio se liquidará sobre el promedio mensual de ingresos brutos del año inmediatamente anterior, ...” refiriéndose a que el gravamen se causa en forma anual del 01 de enero a 31 de diciembre, la reiterada jurisprudencia de la sección cuarta del Consejo de Estado se ha enfocado en analizar la relación directa del periodo de causación con la base gravable y en resaltar que la autonomía tributaria de las entidades territoriales es derivada o residual.

Mediante la sentencia 18340 del 28 de febrero de 2013 recordó lo considerado en otros pronunciamientos:

“(...)

El efecto de variar el período de causación del impuesto implica también modificar la base gravable, ya que si la causación es bimestral, la base gravable no podría ser otra que los ingresos bimestrales. Es por ello que la Sala ha advertido que el periodo de causación y la base gravable del impuesto de industria y comercio que están previstos en la Ley 14 de 1983 no pueden ser modificados por los entes territoriales."

Así como también ha resaltado que la autonomía tributaria de las entidades territoriales tiene límites:

“(...)

En efecto, la potestad impositiva de las entidades territoriales será “parcial-limitada” cuando la Ley fija ciertos elementos del tributo para que sea la entidad territorial la que establezca los que faltan. Será “parcial-reforzada” cuanto la Ley autoriza a la entidad territorial a crear el tributo, porque en esos casos le permite fijar todos sus elementos. En este último caso, ha dicho la Corte que la ley que crea el tributo debe establecer, como mínimo, el hecho generador. "

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.