Inicio » Recursos humanos. Por » (03 / 12 / 2012 )

El personal de la empresa internacional

Cuando los directivos trabajan con muchas empresas de manera local, cada sede, filial o subordinada toma énfasis en su propio empowerment pero la dirección se enfoca en poder controlarlo todo.

Los directivos de esas empresas solo piensan en control.  En cómo implementar un sistema de control  para que las cosas que hacen en otros países sean estándar en diferentes países.  El reto de la gestión pendular va más por transferir y desarrollar la capacidad hacia las personas de las organizaciones en los países donde la empresa está creciendo y así se va controlando todo.

Ser español en España es un elemento importante pero tiene que estar acompañado de que realmente esa persona se sienta parte de la organización.

Viendo un poco hacia a las personas hay dos enfoques que se deben plantear, por un lado el equipo o las personas que la empresa nueva debe generar, y ahí las experiencias son múltiples, no suele ser fácil encontrar personas de la organización que estén dispuestas a expandirse.  No es fácil encontrar gente preparada para ir a un proyecto 3 -5 años en el extranjero, ahí se suelen tener dos tendencias, la primera es la gente joven con poca experiencia pero mucha ambición, más tampoco es fácil confiar en gente joven sin experiencia un proyecto importante y relevante de la organización, y por otro lado están personas con más edad, mucha experiencia, personas que ya tienen hijos adultos, empleados de 50 años y que ven el trabajar en el exterior como una finalización previa a la jubilación, y esas personas suelen funcionar bastante bien.

Si realmente queremos tener una empresa internacionalizada debemos tener personas con diferentes enfoques en el equipo directivo, diferentes puntos de vista  para el mundo de la empresa.

El gran problema del personal que se envía a trabajar en otros países para la empresa (los expatriados) radica en cuando se acaba su misión, claro esta persona dice: “me he enriquecido sustancialmente, he tenido mejores experiencias, he desarrollado un proyecto de empresa en otro país”, y cuando llega nuevamente a su país y ve la empresa para la que trabaja, presiente que ya no tiene campo en la organización.  Es como si fuera un staff.

El personal expatriado de la empresa internacional debe ser monitoreado constantemente, apoyándose en cada una de esas unidades empresariales dispersas por el mundo para reconocer su trabajo; que además de ver que cumplen objetivos en el país destino, sean reconocidos realmente, tengan una carrera profesional establecida dentro de la empresa, puedan contribuir y llegar a ascender de la misma manera que los demás empleados no expatriados.

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.