El poder del networking para potenciar su marca personal

Networking es otra de esas palabras de moda que habrás escuchado muchas veces y que parece ser esencial en nuestras vidas en la actualidad. Si te preguntas qué es el networking, la respuesta es bastante simple: trabajar tu red de contactos para ampliarla y trabaja cada contacto para que genere cada vez más valor.

En definitiva, es crear relaciones de valor con otras personas para aumentar nuestra influencia y conseguir beneficios mutuos, tanto para ti como para la otra persona. Al fin y al cabo, el networking es algo que viene implícito dentro delas propias personas, ya que relacionarnos está en nuestros genes. Sin embargo, a veces olvidamos que la mejor manera de conseguir lo que queremos es “simplemente” hablando con otras personas.

Dentro del personal branding probablemente el networking sea una de las herramientas más eficaces. De hecho, puede que el conseguir buenos contactos que te ayuden a aumentar tu visibilidad, te recomienden y te ayuden a progresar sea una de las vías más rápidas por las que puedes conseguir todos tus objetivos en un menor plazo de tiempo.

Cómo hacer un networking eficaz

A pesar de que, como he comentado, esta actividad sea algo para lo que venimos preparados “por defecto”, muchas veces no sabemos exactamente cómo llegar a contactar con otras personas ni la manera de hacerlo adecuadamente.

Por eso, vamos a ver tres aspectos claves que son necesarios para construir una buena red de contactos que dure a lo largo del tiempo y que están muy relacionados con la marca personal.

1. Destaca sobre el resto

No hay mejor manera de conseguir más contactos que destacando, ya que esas mismas personas vendrán a ti sin que tú ni siquiera tengas que ir a buscarlas. Destacar es uno de los mayores beneficios de la marca personal y, sin duda, es el pilar para conseguir que el networking empiece a funcionar de una manera más rápida.

Hagas lo que hagas, intenta hacerlo de una forma diferente. Si lees algún artículo en una web y te ha encantado, comenta en esa misma web y premia al redactor con tu agradecimiento e incluso envíale un email en el que le agradeces lo que ha hecho. En el mundo hispano las webs y blogs tienen un número mucho más reducido de comentarios, por lo que ya estarás llamando la atención de ese redactor.

Imagina que quieres llegar a conocer al director de una empresa en la que te gustaría trabajar. ¿Sabes lo fácil que es llegar a contactar con él? Seguramente habrá escrito artículos de invitado en diferentes webs, tendrá su correo publicado en la web de su empresa y sus redes sociales estarán abiertas para que le hables.

Tan solo tienes que ir allí y destacar, no con un simple tweet, no con un correo más, sino con algo que realmente llame la atención. Por ejemplo, podrías ponerte en contacto realizando una auditoria de su empresa en el aspecto que más controles o sugiriéndole una o dos noticias que podrían interesarle. Eso hará que tu nombre se le quede en la cabeza y te recuerde, sobre todo si lo que ofreces es de valor.

2. Ofrécete para colaborar

Aunque no lo creas, la mayoría de las personas influentes de cualquier sector están buscando a diario nuevas personas con las que trabajar y colaborar. Si has realizado el paso anterior y has llamado la atención de estas personas, además de haber creado una relación previa y con un tiempo establecido de duración, tienes la mitad del camino hecho.

Ofrecerse de una manera cordial, sin incluir la palabra “dinero” en tu ofrecimiento y con el único objetivo de ayudar a dicha persona es un sinónimo de posible éxito. Quizás no te contrate para realizar la labor para la que te ofreciste, pero te podría recomendar a otra persona u ofrecerte un intercambio de servicios que te podría venir mejor incluso que el dinero que podría pagarte.

3. Genera valor a tus contactos

Una vez has creado una buena red, teniendo contactos con los que trabajas y colaboras y otros que has conseguido gracias a tu visibilidad, tienes que trabajar esa red para que perdure durante el máximo tiempo posible.

De nada sirve generar muchísimos contactos sin valor ninguno, es decir, tener muchas personas con las que has hablado o intercambiado correos una sola vez, que saben quién eres pero realmente jamás han tenido una verdadera relación contigo. Hay que conseguir que esas relaciones esporádicas sean más duraderas y más fuertes, ya que cuanto más fuerte sea el lazo que te une con ellas más beneficios habrá en la misma.

Puedes premiar a tus contactos con todo tipo de acciones. Por ejemplo, si has decidido utilizar un blog como centro de operaciones para tu marca personal y tienes suscriptores al mismo, puedes darles beneficios exclusivos a cambio de su confianza: descuentos, contenido exclusivo, eventos a los que solo ellos puedan acceder y cualquier cosa que se te pueda ocurrir para generar valor.

Lo importante es que ese contacto no se quede en el olvido y simplemente sea uno más, aunque evidentemente debes hacer prioridades según la importancia de unos y otros. Cuanto más importante sea ese contacto para ti, más deberás premiarlo, ayudarlo y hablar con él para que se fortalezca.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.