El porqué de crear una sociedad y no ser una sociedad de hecho

Una de las características fundamentales de una sociedad, es la persona jurídica distinta a los socios que conforma esta una vez constituida, lo cual a la hora de responder por obligaciones distingue entre el patrimonio de la persona llamada sociedad y el patrimonio personal de los socios que la conforman; de acuerdo con lo señalado en el artículo 98 del código de comercio, el cual señala lo siguiente:

“Por el contrato de sociedad dos o más personas se obligan a hacer un aporte en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero, con el fin de repartirse entre sí las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social.

La sociedad, una vez constituida legalmente, forma una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados”.

Ahora, ¿Cuándo se puede decir que se encuentra legalmente constituida una sociedad comercial?

Para que una sociedad se encuentre legalmente constituida tiene que concurrir los siguientes escenarios:

  • Reunión de varias personas legalmente capaces, aclarando que hay sociedades que se conforman con una sola persona natural o jurídica; quienes deciden de manera libre conformar una sociedad cuyo objeto y causa debe ser lícitos.
  • Elevar el contrato de sociedad a escritura pública, teniendo en cuenta las pautas señaladas en el artículo 110 del código de comercio.
  • Efectuar la correspondiente inscripción en la cámara de comercio (registro mercantil).

En cuanto a la sociedad de hecho, es aquella, que como primera medida no se ha elevado a escritura pública el contrato social, por ende como segundo no existe ningún registro en la cámara de comercio; para probar la existencia de este tipo de sociedad se puede emplear cualquier medio de prueba, pero ¿Qué efecto genera la circunstancia  de conformar una sociedad de hecho?

Teniendo en cuenta lo anterior, la importancia de conformar una sociedad y no ser una sociedad de hecho radica, en que en esta última el socio o socios siempre responderán por las obligaciones con su patrimonio, toda vez que estas se entenderán contraídas por el socio mismo y no por la sociedad, pues mientras esta no ostente la calidad de persona jurídica, no conforma una persona distinta a la del o los socios.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.