Inicio » Economía y finanzas. » (03 / 05 / 2009 )

El precio del combustible en macondo

El gobierno  nacional había ordenado que a partir del 01 de mayo de 2009 el precio de los combustibles bajara en $400 pesos, orden que ningún distribuidor de combustible acató.

Interrogado el ministro de minas y energía sobre la situación, propuso una solución que no se sabe si es salomónica, descarada o tal vez macondiana: si el precio del combustible está caro en una bomba de gasolina vaya a comprar a otra.

Luego, el presidente de la república amenazó con retornar el control de precios de los combustibles si los distribuidores no atendían su respetuoso llamado a bajar los precios de los combustibles; nótese que era un llamado, una invitación, no una orden respaldada por un decreto.

Para mayor asombro, los distribuidores de combustible respondieron que no les era posible bajar el precio de la gasolina puesto que tenían grandes existencias compradas a un precio alto, lo cual hasta cierto punto es comprensible desde el punto de vista de los cosos.

El punto es que cuando el precio de la gasolina sube, como siempre ha sucedido en este país, las existencias compradas a bajos precios son vendidas al nuevo precio desde las 12 de la noche, cuando deberían subir el precio sólo cuando empezaran a vender combustible comprado al nuevo precio; esto para ser coherentes con las razones expuestas para no bajar el precio de los combustibles.

Claro que hay que tener en cuenta que en toda la historia del país nunca se había presentado un caso en el que el precio del combustible bajara, lo que nos hace suponer que lo sucedido se debe a la inexperiencia, a lo novedoso de una disminución del precio de los combustibles…

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.