El problema de definir si se tiene o no, cuenta y riesgo propio

Hemos observado en el transcurso de los últimos años la problemática asociada a la determinación de las categorías tributarias de las personas naturales. Si bien el objetivo era simplificar el sistema, en la práctica es un completo caos, al punto, de no existir en la administración tributaria una postura coherente al respecto. Prueba de ello,  es las múltiples imprecisiones en el concepto 885 de  2014, que han  venido siendo subsanadas sin que la DIAN lo publicite de forma debida. Pareciera que el tema solo importa cuando se aproximan o transcurren los vencimientos para las declaraciones de renta de personas naturales.

El decreto 3032 de 2013 trae unas definiciones que son importantes considerar, para la correcta determinación de la categoría tributaria. Una de ellas es la de CUENTA Y RIESGO PROPIO, que ha sido dividida en dos, una para el caso de servicios personales, y otra para el caso de las actividades económicas. El artículo 1 del decreto mencionado señala:

Cuenta y riesgo propio:

  1. Una persona natural presta servicios personales por cuenta y riesgo propio si cumple la totalidad de las siguientes condiciones:

a). Asume las pérdidas monetarias que resulten de la prestación del servicio;

b). Asume la responsabilidad ante terceros por errores o fallas en la prestación del servicio;

c). Sus ingresos por concepto de esos servicios provienen de más de un contratante o pagador, cuyos contratos deben ser simultáneos al menos durante un mes del periodo gravable, y

d). Incurre en costos y gastos fijos y necesarios para la prestación de tales servicios, no relacionados directamente con algún contrato específico, que representan al menos el veinticinco por ciento (25%) del total de los ingresos por servicios percibidos por la persona en el respectivo año gravable.

  1. Una persona natural realiza actividades económicas por cuenta y riesgo propio, distintas a la prestación de servicios personales, si cumple la totalidad de las siguientes condiciones:

a). Asume las pérdidas monetarias que resulten de la realización de la actividad;

b). Asume la responsabilidad ante terceros por errores o fallas en la realización de la actividad, y

c). Sus ingresos por concepto de esos servicios provienen de más de un contratante o pagador, cuyos contratos deben ser simultáneos al menos durante un mes del periodo gravable.

Observemos la condición C), dice que se debe tener más de un contratante o pagador, cuyos contratos deben ser simultáneos al menos durante un mes del periodo gravable. Esa sola definición presenta varios interrogantes.

Primero ¿Qué debe entenderse por mes del periodo gravable? Algunos han entendido que simplemente se trata de cualquier periodo de 30 días. No obstante la cuantificación de las fechas que nos trae el código civil es distinta. Si optamos por la primera postura, un contrato entre 15 de enero y 15 de febrero sería suficiente para cumplir la condición. Sin embargo, si optamos por la segunda, así el contrario inicie el 15 de enero, solo hasta el 28 de febrero, se puede decir que se cumplió la condicionante de mes del periodo gravable.

Segundo ¿Qué debe entenderse por simultaneidad? A simple vista no representaría mayores dificultades pues se diría que requieren que sean concomitantes. Pero imagínese un taxista. ¿Cuándo es simultáneo? ¿Cuándo sube dos clientes al taxi? ¿Cuándo realiza más de dos carreras al día?

Tercero, ¿Cómo entender la palabra durante? Imaginémonos nuevamente al  taxista, ¿quiere decir que durante los 30 días del mes debe tener dos pasajeros montados en el taxi?

Estas son tan solo algunas de las problemáticas asociadas con la determinación de la categoría tributaria de las personas naturales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.