El punto de equilibrio o umbral de rentabilidad

Todas las personas que emprenden un nuevo negocio se marcan determinados objetivos. En el plan de negocio se especifica cuáles serán las ventas esperadas.  Muchas veces la previsión de ventas es claramente optimista.  En otras ocasiones, es poco ambiciosa. El cálculo del punto de equilibrio es una de las técnicas que nos permitirán afinar la previsión de ventas que presentamos en el plan de negocio y sobre todo, nos ayudarán a establecer controles para prevenir pérdidas.

¿Qué es el punto de equilibrio?

El punto de equilibrio (break-even point  o umbral de rentabilidad) es aquel nivel de ventas a partir del cual obtendremos beneficios.

El punto de equilibrio se calcula para saber si estamos en una situación de riesgo o por el contrario, la empresa se encuentra en una situación de rentabilidad.

El cálculo del punto de equilibrio no implica que dicho nivel de ventas sea relevante en el plan de negocio: es posible que las ventas previstas en nuestro plan superen ampliamente las ventas del punto de equilibrio.

Sin embargo, es importante tener calculado el punto de equilibrio. Tarde o temprano, algún inversor hará la pregunta: “¿Cuál es vuestro punto de equilibrio?” es importante que, sin titubeos, puedas decirles a partir de qué nivel de ventas su inversión puede estar en peligro.

Los ingredientes del punto de equilibrio

Vamos a ver qué elementos necesitamos para calcular el punto de equilibrio.

  • Ventas en unidades: si vendemos cajas de galletas, el número de cajas vendidas. Si vendemos software, el número de descargas de pago. Si vendemos comida, el número de servicios ofrecidos. Queremos unidades y por lo tanto, la contabilidad financiera no nos va a ayudar. Tendrás que sacar las ventas de algún otro sitio, como la caja registradora o tu aplicación de ERP.
  • Precio medio por unidad: lo puedes obtener dividiendo las ventas totales que provienen de tu contabilidad financiera entre las ventas en unidades obtenidas en el paso anterior. El precio medio es importante porque te permite calcular el margen medio por unidad.
  • Coste medio por unidad: este es el dato más difícil de obtener. Una forma sencilla es sumar todos los gastos que varían en función de las ventas y dividirlos entre el número de unidades.
  • Gastos de estructura: son los gastos que no dependen de las ventas. Por ejemplo, los gastos de amortización del edificio, alquiler, personal administrativo, desarrollo de nuevos productos.

El punto de equilibrio será aquel que satisfaga la siguiente ecuación:

Unidades x (Precio medio- Coste medio) – Gastos de Estructura= 0

Para calcular las unidades que satisfacen el punto de equilibrio usamos la siguiente fórmula:

Unidades = Gastos Estructura/(Precio medio-Coste medio)

Dado que

Margen medio por unidad= Precio medio- Coste medio

podemos simplificar la fórmula:

Unidades = Gastos Estructura/Margen medio por unidad

El punto de equilibrio será el número de veces en que los gastos de estructura superan al margen medio por unidad.

Ejemplo de cálculo del punto de equilibrio

La empresa Acme se dedica a la compraventa de bicicletas. Compra al fabricante cada unidad  por 200 unidades monetarias y la vende por 600 unidades monetarias. Las ventas se hacen en una tienda propiedad de la empresa con unos gastos anuales de 10.000 unidades monetarias, incluyendo los sueldos de los vendedores y suministros. ¿Cuál sería el punto de equilibrio?

Primero obtenemos el margen medio por unidad:

Margen medio por unidad= Precio medio por unidad- Coste medio por unidad

= 600- 200= 400 u.m.

Después calculamos cuántas veces debemos obtener ese margen unitario para igualar los gastos de estructura:

Unidades punto de equilibrio = 10.000/ 400= 25 unidades

El resultado nos dice que si vendemos 25 bicicletas al año podremos afrontar los costes de estructura. Lógicamente, si vendemos menos, tendremos pérdidas y si conseguimos vender más de 25 bicicletas, alcanzaremos beneficios.

El cálculo no siempre es tan sencillo, ya que puedes tener dudas en cómo clasificar los gastos. Ciertos gastos de publicidad se pueden considerar parte del margen o no, según se relacionen con la venta. Intenta simplificar al máximo las hipótesis porque lo importante no es obtener un dato contable, sino tener un control que te ayude a detectar problemas si las ventas no van bien. Gracias al punto de equilibrio podrás determinar cuándo se debe encender la alarma.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. manuel botero dice:

    Una muy importante precision, por no decir corrección : EL PUNTO DE EQUILIBRIO NO TIENE ABSOLUTAMENTE NINGUNA RELACION DIRECTA CON LA RENTABILIDAD.

    El punto de equilibrio es un nivel de ventas ( En $ o en unidades equivalentes ) al cual la empresa esta en equilibrio, es decir, no tiene ni perdida ni utilidad.

    La rentabilidad es una relación entre las utilidades obtenidas y la inversión realizada para obtenerlas ( Bien sea en relación al activo total o al patrimonio )

    En el calculo del punto de equilibrio ( variable dependiente ) por ninguna parte aparece como variable independiente la inversión, y menos la "rentabilidad"

    Es importante no confundir las cosas

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.