El Troll

Gerencie.com es un Blog que es visitado por más de 200.000 personas al día y muchas de ellas participan activamente generando debate en torno a la información que publicamos, y  no son pocos los lectores que nos han expresado su disgusto por la forma en que se expresan o participan algunos pocos lectores.

Esas personas a las que se refieren los lectores que han manifestado su inconformidad, son conocidos en el mundo de Internet como Troll, que es un término inglés para describir a personas que publican mensajes en foros, blogs, redes sociales, etc., cargados de provocación, que descalifican, que no tienen nada que ver con el tema de discusión, que no aportan nada, cuya intención es molestar. Escriben mensajes con palabras poco delicadas, casi insultantes, sin cortesía, a veces expresando aire de superioridad, y siempre resaltando la equivocación de otro, y viven buscándole la caída al interlocutor para hacerlo notar, y hacerse notar él, por supuesto.

Tienen razón los lectores cuando nos manifiestan su molestia por la presencia de estas personas, puesto que son individuos que estropean el ambiente ameno, agradable y respetuoso que debe reinar en cualquier debate o discusión, donde se espera que la opinión ajena, así sea equivocada,  se trate con respeto.

Sin embargo, poco podemos hacer para evitar que ello suceda. Es la naturaleza de internet. Esa libertad y ese anonimato que caracterizan a Internet anima a ciertas personas para que se expresen de una forman en que no lo harían si tuvieran a su interlocutor en frente de forma personal. Es algo con lo que tenemos que aprender a convivir en aras precisamente de esa libertad y ese respeto por la opinión ajena, de allí que Gerencie.com no censura a estas personas ni elimina sus mensajes. Gerencie.com sólo elimina mensajes que abiertamente contraríen nuestras políticas de participación, como es la utilización de insultos y palabra soeces. El insulto inteligente, con buenas palabras no lo censuramos. Ni los mensajes vacíos o impertinentes. Hay que reconocer que el troll sabe dónde no cruzar la raya para evitar  que sea censurado o expulsado de una comunidad virtual.

Lo que nosotros sugerimos  y que practicamos, es no prestar atención a estas personas. No responder a sus mensajes, no darles importancia alguna, pues de lo contrario se alimentará ese comportamiento. Hay que recordar que un troll tiene como finalidad molestar y si se le presta atención él sentirá que está haciendo bien su trabajo, pero si nadie le presta atención, no tendrá aliciente para seguir en su propósito.

Y por supuesto invitamos a los lectores no abandonar su participación en Gerencie.com por culpa de un troll. Sería la victoria de ellos.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.