Elegir las redes y saber utilizarlas

A la hora de realizar una buena labor en Social Media, sea cual sea su objetivo final, debe tener en cuenta algunos elementos que, si no valora adecuadamente, contribuirán a que todo lo que intenta hacer utilizando redes sociales se vaya por el sumidero. En este artículo le explicaremos en qué redes debe tener presencia, y qué uso debe darle a cada una de ellas.

Definir el uso que les daremos

Como ya comentamos en el caso del marketing de contenidos, antes de arrancar cualquier estrategia relacionada con el marketing, es conveniente plantearse qué es lo que se pretende conseguir. En el caso del Social Media, ocurre exactamente igual.

¿Qué pretende conseguir con las redes sociales? ¿Para qué piensa utilizarlas? Si no lo sabe, lo mejor es que no abra ninguna cuenta de empresa en las redes sociales. La razón de que le dé esta recomendación es que, si no sabe qué es lo que quiere hacer, haga lo que haga, lo hará mal, y en las redes sociales la información vuela. Y usted no quiere que sus malas prácticas en las redes sociales se hagan famosas, ¿verdad?

Partiendo de esa base, si usted quiere tener presencia en las redes sociales por alguna razón (y, tranquilo, hay muchas: brindar mejor servicio de atención al cliente, atraer nuevos usuarios, generar branding, etc), debe saber que no todas las redes le van a servir para lo mismo.

Por ejemplo, suponga que tiene un negocio B2B, como, por ejemplo, un servicio de asesoría legal para empresas y lo que quiere es conseguir nuevos clientes. En este caso, es poco recomendable tener presencia en Facebook, y conviene más tener presencia en LinkedIn.

Sin embargo, si usted ya tiene bastante presencia en esta última red social y tiene muchos clientes, lo que está buscando es branding. En ese caso, puede ser conveniente incursionar en Facebook generando contenidos orientados a todos los públicos, que hagan que su logotipo y el nombre de su marca vayan quedando grabados en las mentes de todas las personas, estén o no estén interesadas en su negocio.

Como ve, para un mismo negocio, en diferentes etapas, puede ser conveniente la utilización de una red social u otra. Todo depende del enfoque que se le quiera dar. Debe tener claro el objetivo que se está marcando, para entender qué red es la más apropiada.

¿En qué redes estar?

Muy probablemente, esta sea la pregunta más importante en lo que respecta a las redes sociales. ¿En qué redes sociales debo estar como empresa? Vamos a dar una pequeña explicación genérica acerca de las diferentes redes sociales:

  1. Facebook: La red más popular tanto por número de usuarios como por branding generado y conocimiento de la gente. Facebook es el mejor lugar para llevar a cabo campañas que tengan como objetivo impactar en el máximo público posible.
  2. Twitter: Twitter es la red de información por antonomasia. Es una de las más interesantes a la hora de promocionar contenidos, pero no es tan útil a la hora de captar clientes.
  3. LinkedIn: La red social de los negocios y el empleo. Es buena para compartir contenidos y buscar clientes (entre otras cosas), pero no tiene un impacto tan generalizado como Facebook. Se puede decir que está más segmentada.
  4. Instagram: La red social de las imágenes. Recomendable si quiere aportar un toque visual a tu presencia en las redes sociales. Sin embargo, para que la presencia en Instagram sea útil y valorada por los usuarios, debe saber qué es lo que está haciendo. Es una de las redes sociales más difíciles de gestionar.
  5. Google+: El gran enigma. Poca gente la utiliza, pero todos los expertos en marketing y SEO están en ella. ¿Por qué? Porque, según comentan los más entendidos en materia de SEO, ayuda en el posicionamiento web. Esa es su mayor utilidad a día de hoy.
  6. Snapchat: La red social efímera, donde los mensajes desaparecen a los pocos minutos. Es probable que también sea una red social efímera porque desaparezca dentro de un año o dos. Sin embargo, si su target es la juventud, esta es la mejor opción.

Como ve, cada red social tiene sus particularidades. Usted debe plantearse qué red social es la que mejor le va a ayudar a obtener los resultados que desea. Por ejemplo, si quiere construir imagen de marca desde cero, quizá Twitter sea una buena opción si lo hace desde el marketing de contenidos, Facebook será interesante si su target es muy amplio, y LinkedIn será la mejor opción si se orienta a empresas.

Debe comprender el tipo de gente que utiliza cada red social, contrastarlo con sus objetivos, y elegir. Una vez lo tenga claro, será el momento de comprender cuál es la mejor forma de llevar a cabo esa estrategia en la red social elegida. Y eso lo explicaremos en el próximo artículo.

Como puede ver, las redes sociales tienen una ciencia detrás. Hay que saber qué es lo que se pretende conseguir y qué lugar es el más apropiado para conseguirlo. Además, hay que saber qué es lo que mejor funciona en cada red social, y eso es lo que veremos la próxima semana. De momento, mañana, hablaremos de cuáles son los primeros pasos que hay que dar en los que respecta al Email Marketing.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.