Eliminada la limitación de la actividad mercantil para empresas cobijadas por ley 1429

El gobierno nacional en uso de sus facultades reglamentarias expidió en el decreto 4910 de 2011, estableciendo los parámetros de aplicación de la ley 1429. Entre estos considero en el artículo segundo lo siguiente: 

"Artículo 2°. Rentas respecto de las cuales procede el beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios. Las rentas objeto del beneficio a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, son exclusivamente las rentas relativas a los ingresos operacionales u ordinarios que perciban los contribuyentes a que se  refieren los literales a) y b) del artículo anterior, provenientes del desarrollo de la actividad mercantil, que se perciban a partir del año gravable en que se realice la inscripción en el Registro Mercantil en la correspondiente Cámara de Comercio.

Las rentas relativas a ingresos de origen distinto a los mencionados en el inciso anterior, no gozan del beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios a que se refiere este artículo. Para el efecto, en todos los casos deberán llevar contabilidad, y en ella, cuentas separadas en las que se identifiquen los costos y gastos asociados a los ingresos y rentas objeto del beneficio, como de los ingresos que tengan origen distinto al desarrollo de la actividad económica mercantil y de sus respectivos costos y gastos. Los costos y gastos comunes, se prorratearán.

En el caso de Pequeñas Empresas Preexistentes el beneficio de la progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios a que se refiere el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010 operará exclusivamente respecto de las rentas relativas a los ingresos provenientes del desarrollo de la actividad mercantil que perciban a partir del año gravable en el que se cumplan los requisitos a que se refiere el literal b) del artículo anterior."

En tal sentido, como se subraya, el decreto limitaba el beneficio otorgado por la ley 1429, haciéndolo aplicable exclusivamente a los ingresos operacionales u ordinarios. Es así, como algunos contribuyentes optaron en su momento por ampliar su objeto social y registrar contablemente sus ingresos en su totalidad como operacionales para acceder completamente al beneficio.

En su momento un gran tributarista, El doctor Ignacio Sanín Bernal (QEPD) interpuso  una acción de nulidad contra los apartes subrayados del artículo segundo del decreto reglamentario y adicionalmente solicito la suspensión provisional de los efectos de la norma.

El 11 de mayo de 2012 el consejo de estado como primera medida negó las  pretensiones de la suspensión provisional. Pero el 23 de mayo del presente año le halló la razón al doctor Sanín (QEPD) al decretar la nulidad de los apartes demandados por el actor en los siguientes términos según sentencia 19306[1] MP Martha Teresa Briceño De Valencia: 

“Dado que las expresiones acusadas del artículo 2, inciso primero, del Decreto 4910 de 2011, limitan el alcance del beneficio previsto en el artículo 4 de la Ley 1429 de 2010, porque esta norma legal no previó ninguna restricción a la progresividad en el pago del impuesto de renta y complementarios en razón de los ingresos, procede declarar su nulidad.

Toda vez que el inciso segundo de la norma acusada precisa que los ingresos que no provengan del desarrollo de la actividad mercantil no gozan del beneficio de progresividad en el pago del impuesto de renta y complementarios y, para el efecto, señala que en la contabilidad deben llevarse cuentas separadas de los ingresos objeto del beneficio y de los que no gozan de éste, a pesar de que, se insiste, la ley no previó ninguna restricción a la progresividad en el pago del impuesto en razón de los ingresos, se declarará la nulidad de dicho inciso”

[1] Sentencia del 23 de mayo de 2013, expediente 19306

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.