Empleados deberán liquidar renta presuntiva

La reforma tributaria, dispuso que para efectos de la determinación del impuesto, los empleados  determinan su impuesto de conformidad con el artículo 330. Al respecto la norma señala lo siguiente:

<b

>Artículo 330. Sistemas de determinación del impuesto sobre la renta y complementarios para personas naturales empleados. El impuesto sobre la renta y complementarios de las personas naturales residentes en el país, clasificadas en la categoría de empleados de conformidad con el artículo 329 de este Estatuto, será el determinado por el sistema ordinario contemplado en el Título I del Libro I de este Estatuto, y en ningún caso podrá ser inferior al que resulte de aplicar el Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (IMAN) a que se refiere este Capítulo. El cálculo del impuesto sobre la renta por el sistema ordinario de liquidación, no incluirá los ingresos por concepto de ganancias ocasionales para los efectos descritos en este Capítulo.

Es decir, que el impuesto determinado por el “sistema ordinario” debería compararse con el IMAN, y el que resultase mayor, sería el impuesto de las personas clasificada como empleado.

Sin embargo, una cosa es  el sistema ordinario y otra muy distinta el sistema de renta presuntiva. Al parecer, este detalle fue olvidado en la redacción del artículo 330, y violando el principio de reserva de la ley, a través del decreto 3032 del 27 de diciembre de 2013. Se pretende asimilar como parte del sistema ordinario el sistema de renta presuntiva.

Asi se desprende del parágrafo 1 del artículo 7 del decreto 3032 de 2013, que dispone:

Parágrafo 1• Para los efectos de este artículo, el sistema ordinario de determinación del Impuesto sobre la Renta de que trata el artículo 330 del Estatuto Tributario comprende la determinación de la renta líquida en el contexto del artículo 26 y siguientes del Estatuto Tributario, observando lo dispuesto sobre la renta presuntiva, las rentas líquidas especiales, las rentas de trabajo, las rentas gravables especiales, así como el régimen de precios de transferencia y todo lo concerniente a la  determinación del Impuesto sobre la Renta comprendido en el Título 1del Libro Primero del Estatuto Tributario.

Contrario a lo dispuesto por la ley, las personas naturales que califiquen como empleados, deberán entonces, incluir dentro de la liquidación del sistema ordinario, la determinación de la renta presuntiva, para una vez, tomada la mayor, proceder a compararla con el IMAN y una vez mar comparar la mayor de la dos, y así proceder a pagar su impuesto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.