Emprender en la era de la Economía Bajo Demanda

La Economía Bajo Demanda (On-Demand Economy) es un nuevo modelo de negocio que ha aparecido gracias a Internet que está revolucionando el comportamiento comercial en todo el mundo.

La Economía Bajo Demanda se define como la actividad económica creada por las empresas para satisfacer la demanda de los consumidores a través de la provisión inmediata de bienes y servicios. Para dar cobertura a las necesidades que demandan, la empresa lo pone en contacto directo con miles de personas que están dispuestas a cubrirlas, por un precio que ponen ellos mismos. Con este sistema se termina con los intermediarios, ya que las personas que lo deseen puede ofrecer  directamente  sus servicios a través de las plataformas que se encargar de hacer de puente, sin depender de ninguna empresa que les gestione la búsqueda de clientes.

Cientos de empresas están surgiendo en torno a este modelo de negocio, ya que son muchos los campos en los que se puede desarrollar. Cualquier cosa que se puede hacer a domicilio es susceptible de encajar en un modelo de Economía Bajo Demanda, así como cualquier cosa que se pueda hacer en grupo para ahorrar en costes. Algunos sectores, como el transporte o la entrega de comida a domicilio, son algunos de los que más están notando el gran impacto de este sistema. También hay cada vez más ideas para explotar mediante este sistema nichos como el del aprendizaje, la cultura y el turismo.

Este tipo de modelos de negocio también se conocen como Economía Colaborativa o Consumo Colaborativo, y encuentran en la expansión del eCommerce y las redes sociales dos potentes vías de expansión. El crecimiento del uso de dispositivos móviles y apps se lo pone todavía más fácil.

 Pero, ¿cómo se gana dinero con la Economía Bajo Demanda?

Hay dos formas básicas: a través del cobro de una comisión por cierre de venta y a través de publicidad y patrocinios.

Muchas startups que se deciden por la Economía Bajo Demanda como modelo de negocio e inician un negocio basado en la economía colaborativa lo hacen con el apoyo económico en inversores, y no cobran nada por sus servicios. ¿Por qué? Básicamente, porque quieren que la idea cale en la población, que los usuarios crezcan y así poder comprobar la eficacia de la idea. De este modo, cuando el proyecto haya crecido, se puede determinar cuál es la mejor manera de rentabilizarlo o, en su caso, venderlo a una empresa más grande que pueda integrarlo en sus servicios.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.