Empresas en reestructuración o procesos concursales y la subcapitalización

El artículo 118-1 del Estatuto tributario, que fue adicionado por la ley 1607 de 2012 señala:

Art. 118-1. Subcapitalización. Sin prejuicio de los demás requisitos y condiciones consagrados en este Estatuto para la procedencia de la deducción de los gastos por concepto de intereses, los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios sólo podrán deducir los intereses generados con ocasión de deudas, cuyo monto total promedio durante el correspondiente año gravable no exceda el resultado de multiplicar por tres (3) el patrimonio líquido del contribuyente determinado a 31 de diciembre del año gravable inmediatamente anterior.

En virtud de lo dispuesto en el inciso anterior, no será deducible la proporción de los gastos por concepto de intereses que exceda el límite a que se refiere este artículo.

Par. 1. Las deudas que se tendrán en cuenta para efectos del cálculo de la proporción a la que se refiere este artículo son las deudas que generen intereses.

Par. 2. Los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, que se constituyan como sociedades, entidades o vehículos de propósito especial para la construcción de proyectos de vivienda a los que se refiere la Ley 1537 de 2012 sólo podrán deducir los intereses generados con ocasión de deudas, cuyo monto total promedio durante el correspondiente año gravable no exceda el resultado de multiplicar por cuatro (4) el patrimonio líquido del contribuyente determinado a 31 de diciembre del año gravable inmediatamente anterior.

Par. 3. Lo dispuesto en este artículo no se aplicará a los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que estén sometidos a inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.

Par. 4. Lo dispuesto en este artículo no se aplicará a los casos de financiación de proyectos de infraestructura de servicios públicos, siempre que dichos proyectos se encuentren a cargo de sociedades, entidades o vehículos de propósito especial.

No obstante, al margen de las aclaraciones que trajo consigo el decreto 3027 de 2013 y el decreto 627 de 2014, lo cierto es que existen algunos contribuyentes que se encuentran en situaciones particulares que no fueron presupuestadas por el legislativo.

Se trata de aquellas empresas que se encuentras en procesos de  reestructuración de pasivos, procesos concursales, empresas en liquidación, o inclusive empresas en reorganización.  A estas empresas, la norma no las consideró sobre este particular, como si lo ha hecho para efectos de la renta presuntiva, el impuesto al patrimonio e inclusive  para el futuro impuesto a la riqueza.

Por lo tanto, la DIAN mediante concepto 30265 de 2014 dejó claro que a las mismas también les aplica la regla de subcapitalización al aclarar:

“La disposición previamente transcrita establece un límite a la deducción de gastos por concepto de intereses, en el sentido de que solo será procedente siempre que las obligaciones que generan intereses no excedan 3 veces el valor del patrimonio líquido del contribuyente a diciembre del año inmediatamente anterior, restricción que aplica a los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, con las únicas excepciones consagradas en sus parágrafos 3 y 4 y el tratamiento diferencial previsto en el parágrafo 2.

La mencionada norma fue reglamentada por el Gobierno Nacional a través del Decreto 3027 de 27 de diciembre de 2013, del cual adjuntamos fotocopia para su conocimiento.

Respecto de la solicitud de exclusión del tratamiento previsto en el artículo 118-1 del Estatuto Tributario de las empresas que se encuentren adelantando procesos de reestructuración de sus pasivos o en procesos concúrsales a través de un decreto reglamentario, nos permitimos manifestarle que en virtud del principio de legalidad consagrado en el artículo 338 de la Constitución Política, no es ese el instrumento legalmente autorizado para excluir de un tratamiento impositivo a determinado sector de contribuyentes, las exclusiones o tratamientos exceptivos deben estar consagrados de manera expresa en la ley, obedecen a criterios objetivos de conveniencia, necesidad, justicia y equidad y operan en la forma y previo el cumplimiento de las condiciones señalados por el legislador”

Es decir, que solo empresas vigiladas por la superintendencia financiera y  aquellas que desarrollen proyectos de servicios públicos serán excluidas de la aplicación de la norma de subcapitalización.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.