Si el trabajador sufre un accidente de tránsito hallándose en el desempeño de sus funciones, ¿quién debe responder: el SOAT o la ARL?

Una visitante de la página nos ha planteado  la siguiente inquietud que hemos editado para mayor claridad: 

Buenos días, soy auxiliar de enfermería de remisiones en ambulancia. En una de ellas tuvimos un accidente en el cual la ambulancia rodó por un abismo causándome fractura de rotula izquierda y hematomas en varias partes del cuerpo. Inicialmente me atendieron por SOAT.  La ARL me ofrece programa de rehabilitación una vez termine el tope del SOAT, pero éste no me ofrece nada de rehabilitación en mi lugar de residencia. Pregunto: ¿quién debe asumir mi proceso de rehabilitación, siendo que se trató de un accidente de trabajo pero a la vez de tránsito?. Llevo siete meses de terapia física, dos cirugías  y no me recupero. ¿A quién le corresponde asumir mi proceso de rehabilitación a la  ARL o al SOAT?

Por considerar que el tema es de interés general, vamos a ocuparnos de éste en la columna de hoy.

En el caso que plantea la consultante coinciden dos situaciones: el siniestro es a la vez accidente de tránsito y accidente de trabajo.

Puestas las cosas en ese contexto, podría decirse que la afectada estaría habilitada para reclamarle a cualquiera de las dos, al SOAT o a la ARL.

Sin embargo, esa posibilidad no existe  porque la ley  ya escogió, y lo hizo de la manera que más adelante explicaremos.

Antes de descender al punto objeto de la consulta, vale la pena ambientar el tema con las siguientes anotaciones.

Producido el siniestro el accidentado puede ser llevado a cualquier entidad hospitalaria o clínica, pública o privada, la cual deberá prestarle los servicios médicos requeridos, sin trabas de ninguna clase. Es decir, la institución de salud no podrá, bajo ninguna circunstancia,  condicionar la prestación de los servicios médicos (entendidos en su concepción integral) a la demostración de la capacidad de pago   del afectado o de su familia, ni a ningún otro requisito, so pena de incurrir en faltas sancionables con multas, intervención administrativa y técnica, suspensión de actividades, e incluso la pérdida definitiva de la personería jurídica. Así mismo, sus representantes legales, administradores y funcionarios  pueden ser objeto de cuantiosas sanciones pecuniarias (300 salarios mínimos legales diarios) por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.

Los accidentados tienen derecho a recibir de parte de los establecimientos hospitalarios o clínicos a donde hayan sido llevados, toda la atención médica que requieran, desde la atención inicial de urgencias hasta su rehabilitación final. Por tanto, la cobertura comprendela atención de urgencias, hospitalización, suministro de material médico, quirúrgico, osteosíntesis, órtesis y prótesis, suministro de medicamentos, tratamientos y procedimientos quirúrgicos, servicios de diagnóstico y rehabilitación.” 

En caso de que la entidad prestadora de los servicios de salud no disponga de los recursos técnicos, científicos, o de diagnóstico requeridos por el paciente, ésta podrá disponer el traslado del accidentado a una entidad cuyo nivel se avenga a la complejidad del caso.   

Ahora bien, por los costos que demande la prestación de los servicios médicos integrales a que nos hemos venido refiriendo, debe responder el SOAT, hasta alcanzar una cuantía máxima igual a 500 salarios mínimos legales diarios ($ 11.491.000).  Sin embargo, si se agota dicho presupuesto y los servicios médicos siguen causándose, entrará a responder el FOSYGA, hasta completar un valor total equivalente a 800 salarios mínimos legales diarios. Y si a pesar de ello subsiste un saldo por pagar, éste lo deberá cubrir la EPS o la ARL, según el caso.

En conclusión el SOAT es el primero que debe entrar a asumir los costos, hasta una cuantía máxima de 500 salarios mínimos legales diarios; luego pasa a responder el FOSYGA hasta por 300 salarios diarios mínimos adicionales, y de ahí en adelante la ARL (si se trató de accidente de trabajo) o la EPS (Ss es accidente de origen común.)

Así las cosas, mientras no se agoten los 800 salarios mínimos legales diarios ($ 18.385.467),  la ARL no estará obligada a responder  por los gastos de rehabilitación de la consultante.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

7 Opiniones
  1. Yuli Parra dice:

    Se puede terminar un contrato de trabajo a término fijo de un trabajador con una incapacidad de origen laboral?
    En la empresa en la que laboró, hay un muchacho que sufrió un accidente laboral en el mes de abril de 2016, le dieron varias incapacidades hasta completar 120 días de incapacidad, la incapacidad finalizó el 31 de agosto de 2016, el empleado ya esta laborando aunque en un puesto diferente al que inicialmente fue contratado, puesto que tiene restricción laboral y tuvo que ser re ubicado, él tiene contrato a término fijo y se cumple hasta el 28 de diciembre de 2016.

    Por lo tanto quisiera saber si hay algún problema al finalizar el contrato?
    Se debe comunicarle al empleado que el contrato laboral va a finalizar en la fecha mencionada anteriormente?
    Que ley, ampara la finalización de contato laboral a termino fijo?
    Tiene alguna limitación la empresa para finalizar el contrato con dicho empleado?

    Mil Gracias,

    • Dr. Anónimo dice:

      Yuli, buenos días.
      Sobre el particular, te informo:
      Cuando un empleado está incapacitado, reubicado, restringido para labores o con recomendaciones que provienen de un médico laboral, NO PODRÁ TERMINARSE SU CONTRATO DE TRABAJO.
      Ahora bien, si está está incapacitado, reubicado, restringido para labores o con recomendaciones que provienen de un médico laboral, pero el empleado no las reporta al empleador y su contrato le es terminado, no hay nada que hacer porque el empleador no tiene conocimiento de diagnóstico alguno y ello le pone en desventaja ante una reclamación judicial posterior.
      El Empleador debe de reubicar hasta tanto la incapacidad o la recomendación laboral finalice, la cual le levanta exclusivamente el médico laboral, más no un médico general.
      Lo que sí puede hacer el empleador es solicitar a la junta de calificación, una revisión del diagnóstico del empleado, con el fin de no tener improductivo a mismo en la empresa.
      Tiene todas las limitaciones y no le puede finalizar el contrato.
      Artículo 62 del Código del Trabajo.
      Feliz día.

      • Alonso Riobó Rubio dice:

        Tal vez vale la pena precisar que para despedir a un trabajador en las circunstancias descritas por la consultante, habría que solicitar y obtener -previamente- el respectivo permiso o autorización del inspector de Trabajo. Y para que este funcionario conceda dicha autorización, el empleador deberá acreditar, o bien, la comisión de una falta grave capaz de dar al traste con el contrato de trabajo, o, que al trabajador ya se le prestaron todos los servicios médicos requeridos sin que el mismo alcanzara su recuperación pretendida, y que la empresa no cuenta en su planta de personal con un cargo que se adecue a las capacidades residuales del trabajador.

        Saludos,

        • Yuli Parra dice:

          Mil gracias, por la respuesta

          El empleado en este momento se encuentra asistiendo a terapias que le fueron ordenadas por la ARL, y se le ha concedido los permisos para asistir a las mismas y debe regresar a laborar después de asistir a las terapias, cosa que no esta haciendo, puesto que hay días que no viene en todo el día y no presenta una excusa justificable a su ausencia y otros días que viene a laborar se va a las terapias y luego ya no regresa a la empresa....

          Esto se puede tomar como una falta grave y causal de despido?

          Mil gracias

  2. Claudia dice:

    Buenas noches.

    Quiero consultar el caso de un familiar, quien sufrió un accidente de transito el 14 de diciembre de 2014, en ese momento tenia 20 años de edad, a la fecha se encuentra discapacitado del miembro superior derecho, la Junta Regional lo califico con un con el 56% de discapacidad, el fondo de pensiones Porvenir con un 61%, al momento del accidente solo llevaba 8 semanas cotizadas. Al presentar la documentación le han dicho que no tiene derecho a la pensión porque necesitaba tener al momento del accidente 50 semanas cotizadas.
    La recomendación que le dieron era que le devolvían el dinero que tenia cotizado y que hablara con el empleador para que lo reintegrara al trabajo y si es una enfermedad degenerativa dentro de un año volviera a presentase para ser evaluado.
    Amablemente les solicite una asesoría ya que por su discapacidad le es difícil reiniciar sus estudios y mas aun volver a trabajar.

    Hasta tener sus noticias.

    Claudia R.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      ¿Después del accidente el joven siniestrado ha seguido cotizando?
      ¿Cuántas semanas tiene cotizadas a la fecha?
      ¿El joven puede trabajar o definitivamente está impedido?

      Responda esas preguntas y trataré de orientarlo.

      Saludos,

  3. juan de jesus sanchez dice:

    una empresa cuando hace una compra, debe exigir : una factura de compra. el rut ( de la Dian ). la fotocopia der la cedula de ciudadania. -- si es regimen simplificado o persona natural .

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.