En casación laboral no se puede alegar que el juez de primera instancia vulneró una ley o ignoró una prueba

En el recurso extraordinario de casación laboral, el demandante no puede alegar que el juez de primera instancia vulneró una ley, o ignoró o interpretó incorrectamente una prueba. Error común en las demandas de casación.

Aunque en un anterior editorial abordamos el asunto, consideramos pertinente ser reiterativos debido a la continua y recurrente incidencia de este error que impide la prosperidad del recurso de casación.

Si el demandante o actor, como también se le llama, no está de acuerdo con la sentencia de primera instancia proferida por el juez laboral o por quien la haya correspondido fallar, debe recurrir  ante el tribunal superior de su jurisdicción, que viene siendo la segunda instancia, y si la sentencia proferida por el tribunal tampoco le satisface, debe entonces interponer el recurso extraordinario de casación ante la sala laboral de la Corte suprema de justicia.

En el recurso de casación el demandante debe alegar las violaciones o errores en que cree incurrió el tribunal, más no en las que incurrió el juez laboral, ya que esas debió exponerlas en la demanda elevada ante el tribunal superior.

Si el demandante no convence al tribunal de que el juez laboral se equivocó, no es dable que pretenda convencer a la corte de que en efecto el juez se equivocó. Lo que debe hacer es tratar de convencer a la corte que el tribunal se equivocó al desestimar sus inconformidades respecto de la decisión tomada por el juez laboral.

El recurso de casación no tiene como objetivo reemplazar la segunda instancia. Su finalidad es establecer si el juzgador de segunda instancia vulneró la ley o no valoró debidamente una prueba fundamental.

Es probable que el juez laboral haya proferido una sentencia a todas luces injusta en abierto desconocimiento de la ley o del acervo probatorio presentado, y en tal situación, el papel del demandante es conseguir que el tribunal determine sin efecto la sentencia emitida por el juez de primera instancia adolece de lo que se le acusa. Si no lo logra, no es el papel de la Corte suprema de justicia  evaluar la decisión tomada por el juez en la sentencia de primera instancia.

En sentencia del 17 de abril de 2013, expediente 39259 expresó la corte:

“De otra parte, los Decretos “170 y 175” y “172 del 2001” que se mencionan de manera genérica en el desarrollo del cargo, no es dable tenerlos en cuenta para integrar la proposición jurídica, ya que su vulneración se está atribuyendo al juez a quo, lo cual no resulta de recibo, en la medida que el ataque en el recurso extraordinario debe dirigirse en relación con la sentencia de segundo grado, y solamente será atacable la de primera instancia cuando se trate del recurso de casación per saltum, de conformidad con el CPT y SS Art. 89, que no es el caso que nos ocupa.”

Aclara la corte que en casación se puede atacar la sentencia de primera instancia en  el caso único que no haya existido la segunda instancia debido a que se optó por el recurso de casación per saltum, de manera tal que por obvias razones la demanda de casación tendrá que referirse obligadamente a la sentencia de primera instancia.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Victor dice:

    Carozzi despidio a muchos trabajadores en todo chile por el articulo 150 inc7 falta grave todos ganaron el juicio pero en concepcion seis perdimos despues de haber trabajado 11 años y mas la corte suprema no revoco el juicio y nuestro abogado se dio por vencido es esto normal k por el mismo articulo sean distintos los veredictos
    Atte
    +56989707020

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.