En la cesión gratuita de bienes no importa la buena o mala fe del adquiriente para que proceda la acción pauliana

Inicio » Derecho civil. » (24 / 10 / 2011 )

Cuando un deudor se insolventa cediendo o transfiriendo gratuitamente los bienes a un tercero, el acreedor no necesita probar la mala fe del  adquiriente para que proceda la acción pauliana.

El numeral 2 del artículo 2491 del código civil establece que los actos y contratos a título gratuito, serán rescindibles con sólo probar la mala fe del deudor y el perjuicio a los acreedores.

El numeral 1 del artículo en mención señala que tratándose de de actos o contratos onerosos, hay que probar la mala fe tanto del deudor que vente como del tercero que le compra, lo que hace más complicado el asunto para el deudor.

Al respecto, la sala laboral de la Corte suprema de justicia, en sentencia del 14 de marzo de 2008, expediente 00601 ha dicho:

(…) Sobre el particular la Corte tiene explicado que el acreedor, cuando demanda la revocación de un acto fraudulento a título gratuito, está tratando de evitar un daño, sin que la revocación implique para el tercero adquirente un perjuicio, sino la privación de un lucro; por tanto, nada interesa la buena o mala fe con que actuó este último.

Es natural que habiendo sido la transferencia del dominio gratuita, el tercero adquiriente no resulta perjudicado de manera efectiva si el juez ordena revocar la escritura pública o el contrato de compraventa, ya que ese tercero nunca dio nada a cambio, así que nada perderá. El único perjuicio que recibirá será la imposibilidad de seguir usufructuando gratuitamente un bien, que en contrapartida está afectando gravemente al deudor que se ha visto imposibilitado para recuperar su crédito.

Esto es punto es importante, toda vez que la figura más utilizada por los mala paga, es la transferencia de sus bienes a  familiares o amigos a título gratuito, y en tal caso, el deudor no necesita probar la mala fe de esos familiares o amigos. Le bastará con probar la mala fe del deudor, que buscó “salvar” su patrimonio sustrayéndose de él, de manera tal que el deudor no lo pudiera embargar y así salir impune en su timo, estafa, robo o como se le quiera llamar.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. sandra ospina dice:

    En el artìculo ...En la cesión gratuita de bienes no importa la buena o mala fe del adquiriente para que proceda la acción pauliana ... el siguiente parrafo o esta mal escrito o no lo he podido entender

    Esto es punto es importante, toda vez que la figura más utilizada por los mala paga, es la transferencia de sus bienes a familiares o amigos a título gratuito, y en tal caso, el deudor no necesita probar la mala fe de esos familiares o amigos. Le bastará con probar la mala fe del deudor, que buscó “salvar” su patrimonio sustrayéndose de él, de manera tal que el deudor no lo pudiera embargar y así salir impune en su timo, estafa, robo o como se le quiera llamar...... cual es el deudor y cual es el que presta?

    muchas gracias

    • claudia dice:

      tenemos que tener en cuenta que hay 2 negocios uno en que hay un deudor y un acreedor - en el que el deudor intenta no pagar - y otro en el que ese mismo deudor a fin de no pagar se insolventa pasando sus vienes en forma gratuita a sus familiares.

      Cuando hablan de deudor es el del negocio principal y el que se presta pues es el familiar a quien le transfieren los bienes.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.