¿En qué consiste y por qué no funciona el IVA de caja?

El IVA de caja es un nuevo régimen tributario que fue aprobado a partir del 1 de enero del 2014 con la Ley de Emprendedores de España y que permite a los autónomos y empresas con una facturación inferior a 2 millones de euros anuales no tener que adelantar a Hacienda el iva de las facturas hasta que no las cobren efectivamente.

Los autónomos o empresas que deseen acogerse al iva de caja, pueden hacerlo al presentar la declaración 037 o 037 o modificando los datos censales del iva en el mes anterior al inicio del año natural en que se aplique. Desde ese momento, el impuesto se paga cuando se haya cobrado, pero en caso de no cobrarlo hay que pagarlo como mucho el 31 de diciembre del año posterior.

Aunque permite una mayor liquidez a autónomos que no han cobrado el iva, los profesionales y empresas no se libran de pagar este impuesto ni en facturas no cobradas.

Otro de los problemas que tiene este nuevo sistema de facturación es que autónomos y empresas pueden facturar a aquellos que no cuenten con iva de caja, pero aquellos a quienes hagan la factura solo podrán declarar la operación cuando la abonen, algo que perjudica especialmente a grandes empresas que pueden querer recurrir a otros proveedores no adheridos al iva de caja. Por eso son muchos los que no quieren acogerse a él; porque aunque saben que tendrían más liquidez acabarían perdiendo muchos clientes no dispuestos a aceptar las condiciones del iva de caja aún sin estar adheridos a él. Esto se suma a que implementarlo es más complicado de lo que parece.

Por otro lado, el iva de caja se aplicará tanto a las facturas de ventas como a las facturas de gastos, por lo que no se podrá deducir el iva soportado hasta que se pague a los proveedores. El plazo de deducción empieza en el período de pago o sucesivos siempre que no hayan pasado 4 años.

Cristobal Montoro ha pedido tiempo en los últimos días para demostrar que el iva de caja funciona, que puede funcionar y solo necesita más tiempo, aunque reconoce que no está funcionando como habían previsto y afirma que escucha sugerencias porque están dispuestos a reformarlo. De todos los profesionales y empresas que hay en el país, solo 22.090 autónomos y empresas se han acogido a este sistema fiscal, cuando las previsiones apuntaban a 2,3 millones; algo que demuestra que no va tan bien como cabría esperar.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.