¿En qué eventos hay lugar a suspensión o ampliación del plazo de la garantía legal de un producto?

La garantía legal no es más que la responsabilidad por el buen funcionamiento, calidad e idoneidad de los productos que se comercializan, responsabilidad que se encuentra de manera solidaria en cabeza del productor y del proveedor; el término de la garantía legal es el indicado por el proveedor o por el productor a falta de señalamiento expreso de la ley; cuando no se haya fijado término de garantía este será de un año para los productos nuevos, tres meses para los usados y si son cosas perecederas la garantía es la fecha de vencimiento del producto.

Aunque se trate de cosas nuevas o usadas, perecederas o no, el término de garantía se empezará a contar desde el momento en que el producto es efectivamente entregado al consumidor; ahora, ¿en qué casos este término puede ser ampliado? Más que una ampliación lo que señala el estatuto del consumidor ley 1480 de 2011 en su artículo 9° inciso segundo es una nueva contabilización del término de la garantía legal.

Se comienza a contar de nuevo el término de la garantía de un producto, cuando este es cambiado en su totalidad, es decir, se reemplaza, por ende pese a que el estatuto en el artículo mencionado se refiere a ampliación del término de garantía en realidad lo que se da es un nuevo conteo por tratarse de un nuevo producto.

En caso de que el cambio no se refiera al producto en su totalidad, sino que se trate de piezas que hacen parte de este, por ejemplo cuando se cambia una cuarta parte del motor de un vehículo, la garantía de dichas piezas corre aparte de la garantía legal del producto; entonces tampoco hay una ampliación como tal del término, lo que hay es garantía independiente para las piezas nuevas que se le instalan al producto como en el ejemplo anterior.

Se podría decir que el término de la garantía legal solo es ampliado cuando se acuerda una garantía suplantaría, ahora este tipo de garantía tiene sus propias características:

  • Es necesaria la aceptación del consumidor.
  • Como no la señala la ley debe constar por escrito.
  • Cuando es onerosa lo cual sucede en la mayoría de los casos genera un valor adicional al del producto.

En cuanto a la suspensión del término de la garantía, a este si hay lugar cuando con ocasión a la garantía del producto el consumidor se encuentra privado del uso y goce de la cosa, es decir, que mientras el producto no esté en manos del consumidor, este tiempo no se cuenta como transcurrido para efectos de la garantía; volviendo al ejemplo del automóvil, mientras se cambia la cuarta parte del motor que no funciona y el consumidor se encuentra privado del uso del vehículo hay suspensión del término de la garantía.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.