En una corrección provocada no se pueden incluir conceptos no incluidos en la declaración privada

En una corrección provocada no es posible incluir conceptos (costos, gastos, etc.) no  incluidos en la declaración privada inicial o en las correcciones voluntarias de esta.

En un anterior editorial ya habíamos dicho que en una corrección provocada no se pueden sacar costos y deducciones ni modificar ingresos, y en esta oportunidad tenemos una reciente sentencia del concejo de estado en la que se plantea el mismo supuesto: no se pueden incluir costos,  gatos o impuestos descontables nuevos en una corrección provocada.

La sección cuarta del consejo de estado en sentencia del 13 de septiembre de 2012, expediente 18371 dijo:

“… ya en relación con la particular corrección provocada como respuesta al requerimiento especial, es que los requisitos de su procedencia involucran:

- Que sea en respuesta al requerimiento especial, su ampliación o al pliego de cargos, según el caso;

- Que, en el caso del requerimiento o su ampliación, haya aceptación total o parcial de las glosas propuestas por la administración;

- Que el contribuyente, corrija su liquidación privada, incluyendo los mayores valores aceptados y la sanción reducida; y por último

- Que  se adjunte a la respuesta al requerimiento, copia de la corrección junto con la prueba de pago de los valores correspondientes.

De este listado de requisitos se desprende que una de las condiciones para la procedencia de la corrección es que los valores modificados correspondan a aquellos glosados por la administración (“los mayores valores aceptados”).

Esto excluye per se la inclusión de valores no mencionados por la administración, menos cuando son completamente novedosos dentro del proceso de determinación del impuesto a cargo que inició con la liquidación privada y su declaración.

Y esta exigencia guarda perfecta consonancia con el sentido de la determinación del tributo:

- En primer lugar, parte el Estado, a través de las oficinas de impuestos a las cuales se ha atribuido esta función, de los datos declarados en el denuncio tributario;

- A partir de esos mismos datos y de la confrontación con información endógena y/o exógena, se detectan confirmaciones y diferencias, que permiten confirmar o infirmar el impuesto declarado;

- Posteriormente, sobre la base de estos datos, que constituyen el universo del debate entre la administración de impuestos y el contribuyente, se inicia un intercambio de argumentaciones en precisos momentos procedimentales, que dan lugar a una decisión de determinación del tributo, acogiendo o rechazando los montos contenidos en el denuncio privado de impuestos.

Dado que la discusión administrativa del tributo no puede, por mandato legal, exceder los límites de la declaración privada , tampoco es viable para el particular, incluir por fuera de los tiempos legalmente establecidos para ello, nuevos aspectos en el debate, que no han podido ser debidamente considerados, en los momentos oportunos, por la autoridad de impuestos.

Los tiempos para incluir nueva información tributaria en cumplimiento del deber formal de declarar son los de la corrección voluntaria. Pero esta tiene un período muy riguroso de presentación, dependiendo del efecto que tenga sobre el impuesto declarado:

- Si lo aumenta (por generar un mayor valor a pagar o un menor saldo a favor), debe hacerse dentro de los dos años siguientes al vencimiento del plazo para declarar.

- Si lo disminuye (por resultar en un menor valor a pagar o un mayor saldo a favor), debe presentarse una solicitud de corrección dentro del año siguiente a dicho plazo para presentar la declaración.

Acorde con las voces del artículo 588 del Estatuto Tributario, el plazo de dos años para corregir, en el primer caso de aumento del impuesto efectivo a cargo del contribuyente, termina anticipadamente si hay notificación de requerimiento especial….”

Es evidente que una vez la administración profiere el requerimiento especial cesa toda facultad del contribuyente para modificar libremente su declaración tributaria. Cualquier modificación debe enmarcarse dentro los parámetros fijados por la administración tributaria en el requerimiento especial o en la liquidación oficial de revisión según corresponde.

El contribuyente puede corregir voluntariamente incluso en ocasión a la respuesta del emplazamiento para corregir y en esa corrección todavía puede modificar todos los conceptos declarados, pudiendo quitar y poner lo que le parezca, posibilidad que desaparece una vez le ha sido notificado el requerimiento especial.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.