Entrevista al Director de la DIAN Dr. Juan Ricardo Ortega

Nos dimos a la tarea de preguntarle al Director de la DIAN  ¿cuál es la causa de los problemas que hemos venido presentando últimamente los contadores públicos? Plataforma virtual, trato con los contribuyentes, corrupción interna en la entidad, y el panorama de las relaciones con los contadores públicos, que en ultimas somos los encargados de mediar las relaciones DIAN-Contribuyente. Todos estos temas  fueron consultados con el Dr. Juan Ricardo Ortega. A continuación la entrevista:

Son siete años que los Contadores Públicos no hemos podido tener tranquilidad al momento de cumplir con los deberes formales de los contribuyentes ¿Cuál es el verdadero problema detrás de la plataforma de la DIAN?

Lo que ahí acá. La capacidad que uno tiene para poder solucionar el problema es muy limitada, porque no documentaron el software, no puedo pedir la codificación de los algoritmos, porque no están documentados.

Hemos traído gente experta de todos lados, pero no sabemos exactamente lo que pasa. Yo le voy a decir como yo lo entiendo. La conclusión es que es una mezcla de obsolescencia, no se invirtió en la plataforma, para hacer una cosa de calidad, es una colcha de retazos.

Eso, sumado al énfasis que tiene el sistema en seguridad, a través de los xml que es un documento de texto, y el sistema lo lee todos cada vez que se va a cumplir con una obligación financiera y los lee todos los campos de todo el mundo, por cada obligación financiera son cuatro (4) metros de procesos lineales, y como el sistema ha ido creciendo porque los  requerimientos de información han aumentado, genera unos problemas estructurales.

Es decir, tenemos una máquina que no está hecha para manejar volumen, cuando el negocio de la DIAN es el volumen de la información. 

¿Entiende Usted que hay una serie de formalidades que están limitando a los contribuyentes a hacer del sistema tributario un sistema eficiente?

Algunos sí, pero yo creo que todos no, sería muy útil que los contribuyentes se acercaran a los canales, porque uno no tiene acceso a lo que es el detalle de la vida práctica, de ustedes lo Contadores, y uno podría mirar cómo se resuelve. Este es un país donde mucha gente no juega limpio. Además, las cámaras de comercio no están comprometidas con ayudar en la labor de la institucionalidad y son un riesgo de que cualquier persona en Colombia con documentos falsos y direcciones ridículas, puede aparecer de un momento a otro en los sistemas de información complicándole la vida a muchos.

Claramente con la ley 1429 quisimos ponerle un control desde que entraba y nosotros mismo no lo imponíamos. Pero nadie se inscribió solamente 4.000 personas de 500.000.

Entonces, Aunque es una carga, no es una carga para el contador, sino para la persona que quiere ganar un beneficio de la ley, el problema es que alrededor de la ley han existido todo tipo de laxitudes particularmente de las cámaras que no le explicaron a la gente, y defectos de la norma que permite que no sean sujetos de retención en la fuente con un acto jurado independiente pero sin validación de la DIAN. Y eso es un lio horrible.

Habla usted de crear canales de comunicación. ¿No es acaso la defensoría del contribuyente? ¿Qué le falta a la defensoría para ser ese canal?

Creo que falta una agenda de trabajo conjunta, falta unas voces que puedan tener  tanto el interés como la  dedicación de organizar la situación y empezar a producir cosas, y las cosas se producen cuando hay confianza, que se gana con hechos.

Y solamente con hechos los contadores van a ver que para nosotros son estratégicos. Pero empíricamente están teniendo son dificultades y problemas, y por eso se sienten maltratados por el gobierno.

Además nos falta tiempo a todos, y faltan unas personas que nos den el liderazgo de mover a los contadores. No creo que la defensoría tenga la estructura porque es muy débil la defensoría. Entonces nos falta esa fuerza privada que honoríficamente se dedique a mejorar nuestras relaciones. Alguien que se eche al hombro ese tema.

¿Qué podemos esperar los contadores este año con la DIAN?

Pues claramente, pueden esperar y no es un regalo sino una obligación, que los funcionarios de nuestra entidad mejoren el trato hacia los contribuyentes. Tienen todo el derecho a exigir un buen servicio, hay gente en la DIAN que tienen claro que el deber ser son los contribuyentes. Pero hay una serie de personas que hacen parte de la institución pero no tiene  claro el objetivo institucional.

¿El nivel central tiene conciencia de la corrupción interna que se vive en la DIAN?

En estos momentos  hay un grupo de funcionarios de la DIAN que se mueve muy fuerte para cambiar al director, ellos opinan que soy lo peor que ha pasado en la entidad. Hay problemas muy complejos al interior de la entidad,  y de muchos años. En el cual gente se ha enriquecido de manera impresionante, pero ni lo entes de control ni las autoridades han concluido una investigación de forma contundente contra aquellos que tuviesen hechos. Entonces quedamos a merced, de las instituciones. Hemos tratado  de defender a los buenos funcionarios, a través de que aquellos que no son buenos tengan algún tipo de sanción, pero pues ninguno ha sido sancionado a la fecha,

La situación de gobernabilidad compleja porque la gente buena tiene susto y la inseguridad es total.

¿Va la reestructuración de la DIAN este año?

Si, ese el acuerdo con el ministerio de hacienda. Y el cambio de la carrera, que se presente una ley de modificación de carrera, donde uno garantice que la gente tenga unos compromisos de trato, de atención a la gente,  de ética. Entonces si va a haber reestructuración.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.