Errores comunes en la creación de la misión empresarial

La declaración de la misión empresarial es valiosa para los emprendedores y empresarios, ya que no solo ofrece una idea general de lo que hace y pretende una empresa, sino que ofrece también valor a los clientes. Pero en la redacción de esta misión empresarial suelen darse diversos errores que desvirtualizan dicha misión o que le restan valor. Vamos a analizarlos.

1. La declaración de misión está llena de jerga

La misión empresarial debe ser clara y debe poder ser entendida con facilidad. Usar términos de la jerga empresarial para que parezca más grandilocuente hace que su contenido no pueda ser entendido por todos.

2. La declaración de misión es demasiado genérica o amplia

Una declaración de misión que abarque algo demasiado amplio o genérico hace que pierda sentido. El reto es escribir algo que tenga sentido, aunque parezca pequeño. Algo específico es lo que hace especial a su negocio.

3. La declaración de la misión es aburrida

Es bastante común encontrar declaraciones de misión aburridas y carentes de inspiración. Esta declaración debe despertar el entusiasmo de quien la lea, tiene que transmitir pasión.

4. La declaración de misión es demasiado larga

La declaración de misión debería ser lo más breve posible. Muchas personas intentan incluir lo que justifique su negocio o el propio ser de la empresa, con lo que pierden la esencia y, por lo tanto, la declaración de misión puede perder su función.

5. En la declaración de misión no se ha contado con el equipo

Si en su empresa participan más personas, socios o empleados, ellos también deben participar o, al menos, leer y secundar la misión. La empresa está formada por las personas que trabajan en ella. Entre todos deben sacar la esencia y participar de ella.

6. La misión es difícil de creer

Algunas personas se emocionan mientras escribe la misión de su empresa y se dejan llevar por ideales. Esto hace que la misión supere el límite de lo creíble o, al menos, de lo posible.

7. La misión empresarial se queda solo en palabras

Las palabras son hermosas, pero cogen polvo en el papel. La misión empresarial debe servir para que, sobre ella, se elabore el plan de negocio y para tenerla presente a la hora de revisar lo que se está haciendo. Además, tanto los trabajadores como los proveedores y clientes deben conocerla, debe estar accesible. La misión es el alma de su negocio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.